Los autos no lo son todo, decía Paul Walker

RÍO DE JANEIRO, Brasil (El Universal).- Fue durante la promoción de Rápidos y Furiosos: 5in Control, en que el recién fallecido Paul Walker charló con EL UNIVERSAL, con motivo de la quinta entrega de la saga que lo encumbró a la fama.

Imagen de archivo del actor Paul Walker

Imagen de archivo del actor Paul Walker

Durante la entrevista, el actor que interpretó al policía “Brian O'Conner” en la ficción daba a detalles de su vida personal, su forma de ver la vida, su afición por los autos y de su verdadera pasión por la biología marina por encima de la actuación.

-Alguna vez declaraste que nunca ibas a crecer ¿aún te sientes así? — Si, bueno no lo sé, creo que la gente piensa que soy más joven de lo que soy, porque la forma en que me comporto también ayuda cuando tienes un hermano que es 15 años más joven que tú, Él tiene 22 años y es mi mejor amigo, siempre estoy rodeado de sobrinas y sobrinos, pero mi hija que sólo tiene 12 piensa que soy un muy infantil porque siempre hago y digo cosas tontas para hacer reír a la gente, trata de no tomar las cosas demasiado en serio; de por sí estás atrapado en el drama de la vida y hay momentos que inevitablemente te desgastan y no porque haya una risa, un momento divertido no quiere decir que las cosas no funcionen, ese es mi modo de hacer las cosas.

- ¿Disfrutas de los autos? – No tanto como solía hacerlo antes, hubo un momento en mi vida que era como una adicción, como el sueño infantil en que me gustaba este auto y este otro, luego te das cuenta de que los carros no lo son todo; mi perspectiva acerca de los autos es que los veo como arte funcional, a mucha gente les gusta la escultura o la pintura, así puedes apreciarlo, ver las líneas y la forma, pero al final lo vas a manejar, no puedes hacer eso con una pintura.

- ¿Cómo fue tu acercamiento al cine para que te convirtieras en una estrella? – Yo crecí con Star Wars e Indiana Jones, era muy seguidor de Harrison Ford y también de John Wayne y Clint Eastwood en el género del western, por mi papá, pero nunca quise ser actor, yo quería ser biólogo marino, eso era lo mío, pero las circunstancias hicieron que acabara actuando en una película y pensé que con hacerla pagaría unos préstamos de estudiantes y algunas deudas, y con eso sería suficiente.

Pero me encontré haciendo otra y me dije: ¿qué diablos pasa? Luego me encontré haciendo The Skulls, les gusté y me preguntaron qué es lo que quería hacer después y les dije que quería hacer algo con autos; me había gustado mucho Días de trueno con Tom Cruise y acababa de ver Donnie Brasco, sobre un policía encubierto, así que tal vez algo de autos con policías encubiertos; después apareció este artículo en el periódico sobre las carreras ilegales en Los Ángeles, en esta serie me dijeron: serás el policía encubierto en ese telón de fondo.

Yo me sentía como niño en una tienda de dulces o como haberme ganado la lotería; iba a trabajar con mis amigos obtener una buena suma de dinero, iba a manejar autos de carreras y andar con chicas guapas, eso es como yo pensaba en esa Época y dije: ¿por qué no? Eso sin mencionar que en ese momento tenía una hija de dos años de nacida, y sabía que con ello podría mantener a mi hija y a su madre, sonaba bien, luego trajeron a este tipo calvo que era Vin Diesel, han pasado 10 años y cuando miro hacia atrás y me pregunto ¿qué diablos sucedió?, somos muy afortunados de haber hecho algo en que la gente se conectó; si al mismo equipo nos dieran la oportunidad de volverlo hacer, no podríamos lograrlo.

Me decían los productores en la noche del estreno que es un fenómeno cultural. Luego, Walker reconoce que toda la atención que le dio Rápidos y furiosos lo agobiaba.

“No puedo estar de tiempo completo en Hollywood, no sé si soy muy frágil o delicado o qué sea, hay gente que hace un filme tras otro tras otro, yo sólo hago un filme, hago la gira de prensa y a mí me toma un año recuperarme, ahora estoy más centrado en quién soy; todo sucedió muy rápido siendo joven, no tenía pista de quién era, y encima de eso tuve una hija fuera del matrimonio, obtuve atención que no quería tener, sentía mucha presión, ahora hay mucho en la vida que quiero apreciar fuera de la industria y eso es lo que me da balance, me gusta ejercitarme y meditar, tengo una hija de 12 años, he estado en relaciones que han terminado, actualmente estoy enamorado y las cosas van bien.

“Constantemente pienso en qué haría de no ser actor y ya estoy en la posición de terminar mis estudios en biología marina y me gustaría ser ecologista y me gustaría mucho hacer exploraciones y dedicarme a ello”. – Por Víctor Bustos

Etiquetas: