“La jaula de oro” no fue hecha pensando en premios: Diego Quemada-Diez

La cinta se estrenará el próximo viernes en México y ya es distribuida en una docena de países

MÉXICO (Notimex).- El cineasta Diego Quemada-Diez no puede negar la satisfacción de que su ópera prima “La jaula de oro” sea la película más distinguida de 2013, pues a la fecha suma un total de 44 premios internacionales; sin embargo, aseguró que la cinta fue hecha para compartir con el público una historia real y con alma.

“Los premios nos dan una gran alegría, pero no la hice pensando en eso, sino en los migrantes que desean contar sus historias y en poder compartir una realidad universal con el público”, expresó en entrevista con Notimex el director español nacionalizado mexicano.

Tras su estreno en el Festival de Cine de Cannes, donde obtuvo tres premios, a los que se fueron sumando decenas más en todo el mundo, incluido el más reciente entregado por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y el Videograma (Canacine), “La jaula de oro” debutará a nivel comercial en salas de cine de este país.

Al respecto, Diego consideró que luego de haber presentado su primer largometraje en festivales de todo el mundo, ser aplaudido por el público, ganar premios de la crítica y ahora alistar su estreno comercial en México y otros países, está por concretar un ciclo lleno de satisfacciones personales y profesionales.

Indicó que además de México, la película se está viendo en países como Francia, Holanda, Noruega, Taiwán, Mongolia, Japón, Colombia, Brasil, Argentina, España, Italia, Panamá y Puerto Rico, además de que en junio próximo llegará a Inglaterra.

“Es algo que me llena de orgullo, sobre todo porque cumplí mi promesa con los migrantes de contar sus historias”.

Consideró que la cinta ha sido bien recibida en los países donde se ha presentado, porque está llena de verdades, “hay películas que no tienen alma, creo que el éxito de ‘La jaula’ se debe a que se basa en realidades, es un testimonio colectivo y para su realización nos adentramos a esa realidad, convivimos con migrantes reales y los acompañamos con la cámara por su travesía”.

Para hacer este filme, Quemada-Diez recopiló más de 600 testimonios a lo largo de ocho años, con la intención de contar sus historias a través de la mirada de cuatro niños, “la película es el reflejo de que todos queremos una vida mejor y que más allá de razas, nacionalidades y lenguas, todos somos seres humanos”.

La cinta, protagonizada por Brandon López, Karen Noemí Martínez y Rodolfo Domínguez, narra los peligros que enfrentan miles de migrantes mexicanos y centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos, así como la solidaridad, la amistad y el amor que pueden encontrar en el camino.

A casi un año de haber estrenado “La jaula de oro” en el Festival de Cannes, Diego Quemada-Diez se siente emocionado por el debut comercial de su cinta en México. recuerda el día en que un hondureño le regaló un billete de su país y le pidió contar su historia, “me emociona saber que se cierra un ciclo y estoy listo para iniciar otro”.

Ahora el cineasta ya está pensando en lo que será su próxima película, sólo espera tener un tiempo libre para sentarse a escribirla y confiar en que el próximo año inicie un nuevo rodaje.

“Estoy empezando a investigar y escribir sobre la nueva historia, que aunque será un reto distinto, sí tiene que ver con una realidad latinoamericana contemporánea”.

 




Volver arriba