Hollywood resucita los filmes religiosos

watson1

El éxito de “Noé”, la sorprendente acogida de filmes como “Hijo de Dios” y “God’s Not Dead” y el previsible triunfo esta semana de “Heaven is for Real” han dejado claro el auge del cine religioso en Hollywood, una temática que estuvo de capa caída durante décadas.

“En la industria decimos que 2014 es el año de la Biblia”, dijo Paul Dergarabedian, analista de medios para Rentrak.

“Lo que ocurre es inusual. Es increíble cómo han rendido en taquilla esas películas. Hollywood ha sabido finalmente cómo ofrecer cine religioso de éxito y llegar al espectador a través de una promoción adecuada”, añadió.

Esta apuesta decidida puede tener origen en el documental “Unstoppable”, estrenado por Kirk Cameron el año pasado, capaz de ingresar 3.2 millones en sus únicos dos días de exhibición en los cines. Y posee el aislado precedente de “La Pasión de Cristo”, de Mel Gibson, que sumó 600 millones de dólares hace una década.

Pero, en realidad, desde súperproducciones como “The Ten Commandments” (1956) o “Ben-Hur” (1959), prácticamente nadie en Hollywood había apostado por resucitar esta materia.

“Noé”, dirigida por Darren Aronofsky, se presentaba como una apuesta de riesgo para el estudio Paramount debido a su alto presupuesto -125 millones de dólares- y las polémicas que suscitó, pero tras tres semanas en la cartelera ha logrado recaudar más de 250 millones de dólares.

La cinta, un espectáculo sobre el relato bíblico del diluvio universal, se benefició del ruido mediático creado por Russell Crowe sobre una posible reunión privada con el papa Francisco.

“No logramos enseñarle la película, pero en mi corazón sé que la verá y le resultará fascinante”, dijo el intérprete.

“Hijo de Dios”, basada en la miniserie de History Channel “La Biblia”, ingresó 26.5 millones de dólares en su debut a comienzos de marzo y desde entonces su recaudación se acerca a los 60 millones en territorio estadounidense.

La cinta, que recrea los humildes orígenes de Jesús y sus enseñanzas pasando por su crucifixión y resurrección, demostró que existe hambre entre los espectadores por historias de esa índole, tal y como confirmó la producción independiente “God’s Not Dead”, que a partir de un presupuesto de 2 millones ha sumado más de 40 millones. Ese trabajo propone el enfrentamiento entre un estudiante cuya fe es cuestionada por su profesor de Filosofía.

La racha de estrenos religiosos se extendió este miércoles con “Heaven is for Real”, una película que, según las estimaciones del estudio Sony Pictures, podría recaudar 20 millones de dólares en su debut en Estados Unidos.



Volver arriba