Bob Hoskins, un actor versátil

Legado de cintas y personajes deja el artista inglés

Bob Hoskins en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián (España) en septiembre de 2002

LONDRES (AP).- El actor británico Bob Hoskins, cuya versátil carrera en el cine abarcó desde el drama noir “Mona Lisa” hasta la fantasía animada “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”, falleció. Tenía 71 años.

Hoskins murió de neumonía en el hospital, dijo la familia en un comunicado difundido por la agente Clair Dobbs. En el 2012 le habían diagnosticado el mal de Parkinson.

Actor versátil capaz de interpretar una aflicción amenazante y silenciosa y un encanto cockney, Hoskins apareció en algunos de los filmes británicos más aclamados de las últimas décadas, incluido el clásico del cine negro “The Long Good Friday” (“El largo viernes santo”). Sus películas en Hollywood también incluyeron “Mermaids” (“Sirenas”) y “Hook”.

Nacido en 1942 en el este de Inglaterra, a donde su madre se había mudado para escapar de las bombas en tiempos de guerra, Hoskins creció en una zona de clase trabajadora en el norte de Londres.

Dejó la escuela a los 15 años y realizó trabajos esporádicos. Alega que su incursión a la actuación fue accidental, mientras veía una audición, le dieron un guión y le pidieron que leyera. Hoskins comenzó a obtener papeles en el cine y la televisión en la década de 1970, y llamó la atención en Gran Bretaña como astro de “Pennies from Heaven”, una miniserie de TV de Dennis Potter sobre un vendedor en la era de la Depresión cuya imaginación emana elaborados números musicales.

La serie luego fue llevada al cine en una película protagonizada por Steve Martin. Su salto a la fama en el cine se produjo con el thriller de 1980 “The Long Good Friday”, en el que interpretó a un mafioso del East End que espera beneficiarse de la renovación de los muelles de Londres. La cinta incluyó uno de sus más memorables discursos.




Volver arriba