Apuesta Imcine en 2013 por incrementar presencia en el extranjero

 * México obtuvo más de 71 premios en festivales internacionales; ‘Heli’, ‘Club sándwich’ y ‘La jaula de oro’, fueron las películas más premiadas

MÉXICO (Notimex).- Seguir fomentando la producción fílmica, contribuir a que el cine mexicano tenga mayor presencia en el extranjero e implementar nuevos mecanismos para recuperar al público y crear nuevas audiencias, han sido las principales apuestas del Instituto Nacional de Cinematografía (Imcine) durante el 2013.

Durante el año que está por terminar unas 70 películas fueron beneficiadas con los distintos apoyos que otorga el Imcine: Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine) y el estímulo fiscal que poya la producción o postproducción de largometrajes, mejor conocido como el Eficine 226.

El ejercicio fiscal ejercido para el organismo para el presente año fue de 374 millones 575 mil 584 pesos, el cual se mantendrá para 2014, mientras que el presupuesto total del Eficine 226 destinado a la producción fue de 500 millones de pesos y se espera incremente a 650 millones de pesos, además de que se destinarán 50 millones de pesos exclusivamente a la distribución de películas mexicanas.

Durante el presente año, se produjeron un total de 101 cintas que recibieron fondos del Estado a través del Imcine (Foprocine, Fidecine y Eficine) de las cuales 99 se estrenaron de manera comercial, con más de 30 millones de espectadores, cifra récord para el cine mexicano.

Además, se obtuvieron más de 71 premios en festivales internacionales y 81 en nacionales, entre los que destacan según datos proporcionados por el Imcine como parte de su balance anual.

Entre los festivales en los que destacó el cine mexicano se encuentran Cannes, San Sebastián, Mar del Plata, Toronto, Locarno, Biarritz, Huelva y La Habana, así como Guadalajara, Morelia, Guanajuato, Monterrey y Baja, que se realizan en este país.

De acuerdo con el informe de actividades del Imcine durante 2013, las cintas más premiadas fueron ‘Heli’, de Amat Escalante (Cannes y La Habana); ‘Club sándwich’, de Fernando Eimbcke (San Sebastián), y ‘La jaula de oro’, de Diego Quemada-Diez.

De las 99 películas mexicanas que tuvieron su estreno este año, de las cuales 69 fueron apoyadas por el Estado, el 27 por ciento fueron documentales, 50 por ciento fueron óperas primas, 20 por ciento fueron dirigidas por mujeres y 77 por ciento de los estrenos tuvieron un lanzamiento con menos de 49 copias.

Cinco fueron las películas que superaron el millón de espectadores en taquilla: ‘No se aceptan devoluciones’, de Eugenio Derbez; ‘Nosotros los Nobles’, de Gary Alazraki; ‘Amor a primera visa’, de Pedro Pablo Ibarra ; ‘No sé si cortarme las venas o dejármelas largas’, de Manolo Caro , y ‘El cartel de los sapos’, de Carlos Moreno.

Jorge Sánchez, director de Imcine, explicó a Notimex que entre los aciertos del organismo durante 2013 se encuentran el fomento a la producción de cine mexicano, el énfasis a la formación a través de talleres y seminarios, así como el inicio de un proyecto digital que permitirá que el público tenga acceso de manera gratuita al cine que se produce en el país.

Mientras que uno de los mayores retos del organismo para 2014 será consolidar la plataforma digital de cine mexicano, Cinema México, en la que se ha estado trabajando desde hace meses y que permitirá que el público pueda ver cintas mexicanas de forma gratuita por Internet.

‘Es una plataforma que le dará accesibilidad al público que por distintas razones no pueden ver cine mexicano en las salas de cine, pero que contribuyen, a través de sus impuestos, a la producción cinematográfica, así que será una forma de agradecer dicho apoyo’, expresó.

Una preocupación latente para el Imcine es el incremento de películas que no llegan a ofertarse en el mercado cinematográfico, por lo que Jorge Sánchez aseguró que el próximo año se trabajará en crear y fortalecer mecanismos que ofrezcan alternativas para la distribución de filmes.

También es cierto, abundó, que existe una zona gris que incluye películas con una breve exposición en salas, por lo que se buscará compensar esta situación de alguna manera, ‘tenemos que insistir en un marketing más eficiente y en el uso de los recursos para que el público se interese en el cine mexicano’.

Por lo anterior, dijo, es necesario entablar mesas de diálogo entre productores, distribuidores y exhibidores para optimizar la rentabilidad social del cine mexicano y que con ello se genere y fortalezca una verdadera industria cinematográfica.




Volver arriba