René Franco agradece consejos escénicos de Luis Ernesto Cano

René Franco agradece consejos escénicos de Luis Ernesto Cano

René Franco agradece a Luis Ernesto Cano

México, 2 May. (Notimex).- El conductor de televisión René Franco lamentó la pérdida de su amigo Luis Ernesto Cano, del cual, dijo, aprendió mucho acerca de la interpretación escénica, ya que juntos trabajaron por varios años en los montajes ‘El Tenorio Cómico’ y en ‘Que no se entere el presidente’

‘Me llamó Freddy Ortega, es una cosa muy penosa la verdad, yo lo único que tengo son palabras de agradecimiento. Ernesto fue uno de mis más grandes maestros, fue el que me dio el primer consejo para estar en un escenario.

‘Yo no podría estar haciendo un show de comedia, ni tampoco estar haciendo lo que hago con mi programa de tele sin ´Los Mascabrothers´, incluyendo a Luis Ernesto Cano, que siempre fue el tercer Mascabrother’´, declaró Franco a Notimex.
Además, platicó que fue una de las personas más nobles, honestas y divertidas que conoció en toda su vida, ‘tenía un enorme talento para la comedia’, añadió.

‘Trabajé cuatro años con él en ‘El Tenorio Cómico’ hace como 10 años, pero lo conocí hace 17 años aproximadamente, cuando fui productor ejecutivo de una obra que se llamó ‘Picasso en el café de París’, en el sur de la ciudad; la directora era Susana Alexander.
‘Además hicimos la obra ‘Que no se entere el presidente’ con Jorge Ortiz de Pinedo, Cecilia Galiano, Freddy y Germán Ortega, junto con Alejandro Suárez’, informó Franco, quien estrena este viernes su show de stand up: ‘René Franco en Peligro de Extinción’ en el foro Café 22, en la Condesa.

Dentro de las enseñanzas que le dejó Cano, recordó René que le dijo que en un escenario de teatro ‘se entra como entra uno por su casa.
‘Me dijo: ‘ten aplomo’ y eso es algo que fue tan contundente que me permitió pararme en un escenario durante los siguientes cuatro años que hice teatro.

‘De las últimas veces que lo vi, fue precisamente en ‘Que no se entere el presidente’ y de hecho en ese entonces me estaba divorciando, llegó Luis Ernesto Cano y me regaló ‘El libro tibetano de la vida y la muerte’, me sirvió muchísimo a pasar por ese trance difícil’, concluyó el conductor del programa ‘Es de noche… y ya llegué’.




Volver arriba