Nula comercialización de música para cine en México: Daniel Hidalgo

Jesús Echeverría y Leonardo Heiblum consideran falta de visión para que sus creaciones lleguen al mercado

MÉXICO (Notimex).- Daniel Hidalgo, Jesús Echeverría y Leonardo Heiblum, compositores de música original para películas, llamada también score o música de fondo, coincidieron en la falta de comercialización que existe para sus creaciones e incluso la ausencia de reconocimiento a su labor en la industria cinematográfica comparada con sus colegas extranjeros.

El compositor Daniel Hidalgo, co-creador de la música original de ‘Amores Perros’ y ganador de un premio Ariel, resaltó el comportamiento de la industria nacional con la música original, así como la nula cultura del público, como factores que no benefician para nada sus trabajos en este mercado.

‘Tiene que ver con dos cosas: una industria y la venta de discos, pues cuando tú tienes en tu portada a ‘Batman’ es mucho más fácil vender tu material, que si pones a ‘Heli’ y los estadunidenses lo han entendido bien.

‘La otra causa es que tiene que ver con la cultura, nosotros los mexicanos no consumimos mucha música de concierto’, afirmó Hidalgo en entrevista con Notimex.

El compositor Jesús Echeverría, quien recientemente trabajó para la película ‘Huérfanos’, de la directora Guita Schyfter, coincidió en la falta de visión para que estas creaciones lleguen al mercado.

‘Cada vez es un terreno más pantanoso porque los discos están en vías de extinción; pero sí te diría que en el fondo el problema es que en México no hay una capacidad de comercialización de esos materiales en general’, señaló.

Por su parte, Leonardo Heiblum, creador de la música original de ‘La jaula de oro’ y ganador de dos premios Ariel, relacionó la situación del mercado con la confianza al momento de trabajar con directores y productores.

‘Es una industria mucho más grande, allá (Estados Unidos) tienen mucha más experiencia y no te pelean mucho los derechos y saben que no los va a afectar. En general, confían más en el trabajo de uno, yo siento como que aquí (México) quieren tener un poco más de control de todo y no confían tanto, es mi percepción’, declaró el compositor.

Y es que la música original se ha utilizado desde el nacimiento del cine, pero a pesar de que hay una estandarización en la forma de trabajar, gracias a la tecnología, en México, la música original para películas no se da a conocer más allá de cuando los filmes son exhibidos, prosiguió.

Los entrevistados coincidieron en que existen varias maneras de hacer música para películas, pues se puede iniciar la creación desde la preparación del guión con el director; al momento de realizar la filmación o incluso cuando la película ya está terminada y en proceso de edición.

Ello, dentro de los diferentes aspectos en el proceso, desde que un compositor es contratado hasta la conclusión, aunque todo es diferente en cada película debido a las exigencias del director.

‘Una vez que estás trabajando, lo primero que haces es definir en qué puntos de la película va música, después precisas con el director de qué estilo es, y a partir de eso delimitas qué instrumentación vas a usar porque eso determina a los productores, cuánto se van a gastar’, explicó Daniel Hidalgo.

Luego de definir el tipo de música, los compositores realizan diversas maquetas a través de un programa llamado MIDI, en donde simulan los sonidos de instrumentos para presentarlo ante el director y una vez aceptado, se prosigue a la grabación de los temas con orquesta o el conjunto que se requiera.

‘Una gran ventaja del mundo digital es que todos trabajamos bajo las mismas reglas; todos tenemos básicamente el mismo equipo. No hay esta gran diferencia entre los estudios grandotes y los caseros, básicamente, la tecnología digital democratizó el equipo con el que trabajamos, todos utilizamos el mismo software’, continuó Hidalgo.

Sin embargo, los compositores señalan el tiempo y el presupuesto como uno de los principales problemas en la industria, que propicia que la música se trabaje con un restante, en algunas ocasiones.

‘En general, casi siempre, lo último que se hace en una película es el diseño sonoro y la música, entonces las producciones llegan gastadas y desgastadas, es decir, que tienen poco dinero y te dan poco tiempo. A veces tenemos que componer y producir muy rápido y con pocos recursos’, dijo Hidalgo.

Añadió que también la falta de educación musical es un problema importante como parte de su labor, e incluso logró implementar una clase en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) para brindar más herramientas a los estudiantes y puedan comunicarse en el mismo lenguaje con los compositores.

‘Hay muy poca educación musical, entonces hay muy pocos directores que pueden comunicarse con sus compositores en los mismos términos. Yo, de hecho, platiqué con Henner Hoffman, quien es el director del CCC y él me dejó inventar esa materia en la escuela que es enseñarle música a los directores’, agregó.

Es por eso que hace tres años, se incluye esta materia en el plan de estudios de los futuros directores, para lograr una mayor comunicación que beneficie el trabajo final que es una película, expresó.

 




Volver arriba