Maribel Guardia se disculpa con Arjona por rechazar botella de vino

 

La actriz asegura que no acepta regalos costosos de fans

MÉXICO (Notimex).- La actriz costarricense Maribel Guardia ofrece disculpas al cantautor guatemalteco Ricardo Arjona por haberle rechazado una botella de vino.

‘Estábamos en un restaurante y alguien insistía en mandarnos una botella de vino, pero ya habíamos pagado la cuenta porque el vuelo salía a las 7 de la mañana para ir a Nueva York y teníamos que estar a las 4:00 horas en el aeropuerto, y dije: ‘no, no aceptamos’’, comentó la ex reina de belleza.

Días después de la experiencia que sucedió precisamente en un cumpleaños de la también cantante, Guardia y su esposo Marco Chacón se toparon con un amigo en común quien les platicó que Ricardo Arjona estaba muy sentido con ellos.

‘No lo conozco, lo admiro mucho y todos mis respetos para el señor, pero es que nunca nos dijeron que había sido él quien nos envió la botella. Lo hizo como un compañero de trabajo, pero lo que hicimos fue una grosería.

‘Ya nunca pude hablar con él y una vez que lo vi, estaba un poco molesto. Lo admiramos mucho y si ve esto, ojalá sepa que nunca supimos que era él’, expresó la costarricense.

Chacón explicó a la prensa que es común recibir detalles de este tipo de parte de seguidores de la artista, pero están acostumbrados a rechazarlos siempre.

‘Ya estoy acostumbrado, así la conocí, no fue algo novedoso. Es típico que en un restaurante nos quieran mandar una botella de champagne o de vino, pero tenemos una política y siempre decimos que no’, comentó.

Maribel Guardia resaltó que los mexicanos son muy espléndidos y que incluso algunos han querido impresionarla con dinero, ‘pero yo sé que si acepto regalos me comprometo a cosas’.

‘Me han mandado joyas, relojes y llaves de carros. La gente se va con la finta, pero si te mandan las llaves sin las escrituras no es un regalo. Esas cosas son una trampa cuando estás empezando, tal vez no tienes tanto dinerito y cuando te mandan algo así te impacta, pero uno sabe.

‘De chiquita siempre me dijeron que no debía aceptar un regalo caro porque te compromete a cosas y ya se sabe que en el pedir está el dar’, puntualizó.

 




Volver arriba