Llega Depardieu a 65 años con debut en TV rusa y filme en puerta

 

MÉXICO (Notimex).- El actor Gérard Depardieu, considerado uno de los iconos del cine francés por filmes como “La femme d’á coté” (La mujer de al lado), celebrará este viernes 65 años de vida con su debut en la serie rusa “Zaitsev+1″ y el protagónico en la película “Deporte sin fronteras”.

El también director, quien desde enero pasado cuenta con la nacionalidad rusa, aparecerá por primera vez en la televisión de dicho país como parte de la comedia protagonizada por Mijaíl Galustián, quien interpretará a un estudiante de botánica que sufre desdoblamiento de personalidad.

Además, Depardieu estelarizará el filme “Deporte sin fronteras”, una cinta sobre los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi que se celebrarán en febrero próximo.

La película es una coproducción ruso-austríaca, en la que Depardieu interpretará al director deportivo “Sergey Románov” y compartirá foro con María Kozhevnikova.

Gérard Xavier Marcel Depardieu nació en Chateauroux, Francia, el 27 de diciembre de 1948. Tuvo una adolescencia conflictiva, al caer en la delincuencia, y descubrió su vocación en una representación de “Don Juan” en su ciudad natal.

En los años 70 comenzó a participar en cine y producciones para la televisión; además, contrajo matrimonio con la actriz Elizabeth Guignot, con quien procreó a Guillaume y Julie, quienes también se dedicaron a la actuación.

Fue nombrado el Mejor Actor por la prensa estadunidense en 1983, época en la que protagonizó la película “Los rompepelotas” (Les valseuses).

En esos años intervino en más de 30 filmes y se hizo acreedor a múltiples nominaciones, así como al premio César por “Siete muertes por prescripción facultativa”.

Sin embargo, no fue sino hasta 1980 cuando consiguió el premio francés por la película “El último metro”. Para 1984 el nominado al Oscar debutó como director con una adaptación de la obra de Moliére, “El Tartufo”.

En 1990 recibió una nominación al Oscar por el filme “Cyrano de Bergerac”, que además le dio fama internacional. A partir de entonces trabajó en rodajes estadunidenses, por lo que su primera actuación en ese ámbito fue en la comedia “Matrimonio por conveniencia” (1990).

Un par de años después personificó a Cristóbal Colón en la película “1492: Conquista del paraíso”. Este mismo año tuvo una hija con la modelo Karine Silla, a quien llamaron Roxanne. Posteriormente se separó de Silla, lo cual hizo también de su esposa Elizabeth Guignot, en 1996, de quien ya se había distanciado años atrás.

En 1994 recibió la nominación al César por la película “El coronel Chabert”, adaptación del libro de Honoré de Balzac, a quien el mismo Depardieu encarnó para una serie de televisión.

Cuatro años después, en 1998, compartió créditos con Leonardo DiCaprio y John Malkovich en la adaptación del libro de Alejandro Dumas, “El hombre de la máscara de hierro”, con el personaje de “Porthos”.

Depardieu también ha hecho destacados trabajos para la televisión, como la adaptación del libro de Dumas, “El conde de Montecristo” y “Los miserables”, de Víctor Hugo.

En el año 2000 filmó “Vatel”, al lado de Uma Thurman, y un año después trabajó para el director Francis Veber en la película “Salir del armario”.

Tras esta trayectoria, en 2005 el actor habló sobre su intención de jubilarse pronto, aunque para 2008 y 2009 acumuló varios proyectos cinematográficos.

Ese mismo año el actor hizo patente su pasión por el arte culinario al publicar el libro “Gérard Depardieu: My cookbook”, en el cual incluyó el conejo con gelatina, acompañado por un vaso de vino blanco como su receta preferida.

Luego dirigió su primera película compartida con varios directores más, bajo el título “París, je t´aime!”, en la que diferentes historias se juntan teniendo como protagonista al amor.

En 2008 rodó la película “Astérix en los Juegos Olímpicos”, en la que personificó a “Obélix”, bajo la dirección de Frédéric Forestier y Thomas Langmann.

En el elenco también estuvieron el actor Alain Delon, el futbolista Zinedine Zidane, el piloto de Fórmula Uno, Michael Schumacher, el director deportivo Ferrari, Jean Todt; y el basquetbolista Tony Parker.

Un año después tuvo apariciones en películas como “Mi gran fiesta judía”, “Diamant 13″ y “El inspector Bellamy”, en la que interpretó a “Paul Bellamy” y trabajó bajo las órdenes del director Claude Chabrol.

El lado empresarial de Gérard salió durante 2010 cuando presentó su vino pétillant de Pinot Noir, producido en su finca de Loire; en cuanto a sus trabajos como actor participó en la preproducción de la película “Life of Pi”, la cual se comenzó a rodar en 2011 en locaciones de Taiwán e India.

Para octubre de 2012, el reconocido artista volvió a aparecer con uno de sus papeles más conocidos en la película “Astérix et Obélix: au service de sa majesté”. El director fue Laurent Tirard y en ella Depardieu compartió créditos con Edouard Baer y Fabrice Luchini.

La primera vez que interpretó a “Obélix” fue en 1999 con la película “Astérix y Obélix contra el César”; volvió a hacerlo en “Misión Cleopatra” (2002) y repitió ese papel seis años después en “Astérix en los Juegos Olímpicos.

Asimismo, protagonizó “Ipu: Convicted to live”, del director rumano Bogdan Dreyer. La película, basada en una novela del escritor Titus Popovici, está ambientada en una pequeña aldea de Transilvania durante la Segunda Guerra Mundial, y en ella Depardieu interpretó al tonto del pueblo.

Además, las pantallas no pararon de proyectar su imagen, ya que también trabajo en las películas “Moi greshnyy angel”, “Le grand soir”, “Les turfistes”, “L’homme qui rit” y “Le Pére Noël est africain”.

 




Volver arriba