Fania Records celebra su 50 aniversario

Fania Records celebra su 50 aniversario

(AP).-  Era el verano de 1973 y un grupo de músicos latinos dio un concierto histórico en el estadio de los Yanquis. Unos 40.000 espectadores bailaron al ritmo de un género que tenía un sabor diferente a los sones, guarachas y otros ritmos cubanos de la época. Le llamaban salsa.

      El género con percusión, piano, voces e instrumentos de viento ya era muy popular entonces, especialmente en su nativa Nueva York, gracias a su distintiva influencia de rock y jazz, así como por arreglos innovadores como el permiso de improvisar en la tarima y cambios de posición de los instrumentos en escena. Pero no había podido congregar a tanta gente hasta entonces.

      Lo que hizo posible reunir a todos estos artistas en una sola tarima fue un sello llamado Fania Records, que se arriesgó a agrupar a todas sus estrellas bajo una sola orquesta y un solo nombre: Fania All Stars.

      Los egos de tantas celebridades no arruinaron el espectáculo y el concierto abrió las puertas del mundo a la salsa. Catapultó a la gloria a Cheo Feliciano, Larry Harlow, Mongo Santamaría, Héctor Lavoe, Willie Colón, Ray Barretto, Roberto Roena, Richie Ray, Bobby Valentín, Bobby Cruz e Ismael Miranda.

      Este 24 de agosto, exactamente 41 años después de aquel legendario concierto, varias de las estrellas de la Fania se reunirán de nuevo en Nueva York. Esta vez será en el Central Park, dónde celebrarán el 50 aniversario del sello musical, comparado con Motown Records por su éxito y acogida en Estados Unidos y Latinoamérica.

      “La Fania cambió el panorama de la música popular americana”, dijo Evelyn Figueroa, directora de proyectos del Centro Latino del Smithsonian y experta en salsa. “Trajo una diversidad de ritmos, hizo una diversidad de composiciones donde mezclaron de todo, y todo era fascinante, y esa creación, diversidad, hizo un cambio tremendo”.

       La disquera, fundada en Nueva York en 1964 por el abogado Jerry Masucci y el director de orquestas Johnny Pacheco, fue importante porque promovió a nuevos talentos hispanos y porque se enfocó en la calidad musical, no en las ventas, agregó Figueroa.

      “La Fania hizo arte musical y eso es diferente de hacer música para vender. Por eso ha perdurado, por su calidad de sonido, de composición, de ritmos”, agregó la experta. “Su meta era crear, no vender”.

      Músicos que ahora son referentes de la salsa contemporánea como Celia Cruz, Tito Puente y Rubén Blades también fueron parte del sello, así como luminarias como Eddie y Charlie Palmieri, Adalberto Santiago, Tite Curet Alonso, Papo Lucca, Yomo Toro, Ismael “Maelo” Rivera, Joe Cuba, Machito, Pete “El Conde” Rodríguez, Tito Rodríguez y Tommy Olivencia.

      Todos estos artistas brillaron individualmente y en grupo con la Fania All Stars. El compañerismo del escenario se extendió a sus hogares y se volvieron más que grandes amigos: familia.

      The Associated Press habló hace poco con Pacheco desde su casa en Nueva Jersey, minutos después de que Roena llegara de visita.

      “Me siento muy orgulloso de que cuando nos juntamos es como una reunión familiar, porque somos una familia”, dijo el maestro en referencia a su próximo concierto y las reuniones que siempre tienen en Puerto Rico y Estados Unidos.

      Pacheco, de 79 años, dijo que la salsa es básicamente “música cubana con una nueva fachada”.

      “Le dimos un sonido que sólo se oía a en Nueva York”, agregó. “Si tú te pones a ver los diferentes ritmos que hay, la salsa es la música más sencilla que hay, lo que pasa es que nosotros le ponemos sabor y un `feeling’ distinto”.

      La salsa eventualmente fue opacada por otros géneros, tendencias y gustos, pero la música de la Fania siempre contó con seguidores fieles y también conquistó nuevos corazones. Influyó no sólo a otros contemporáneos, como el Gran Combo de Puerto Rico, sino también a generaciones nuevas que brillan en otros géneros, como Calle 13.

      Willie Sotelo, pianista y mánager del Gran Combo, dijo que decidió ser salsero a los 11 años después de ver el documental “Our Latin Thing” (Nuestra Cosa Latina), filmado cuando las Estrellas de la Fania dieron un concierto en el club Cheetah de Nueva York, en 1971.

      “Me impactó de sobremanera”, recordó Sotelo. “La vi y yo dije, `Voy a ser músico de salsa”’.

      El vocalista de Calle 13 René Pérez dice que su `rapeo’ está inspirado en la fluidez del `soneo’ de `Maelo’ Rivera y su conciencia como compositor en Blades, con quien grabó el tema “La Perla”.      “No ha habido otro como él”, dijo sobre Rivera.

      La música de la Fania es tan original, dijo el otro integrante de Calle 13, Eduardo Cabra, que si alguien no sabe qué es salsa sólo tiene que escuchar el álbum “Indestructible” de Barretto, especialmente la canción “El hijo de Obatalá”.

       “Sólo tengo tocar esta canción y este disco”, agregó Cabra. “Esta canción define lo que es salsa. Tiene ritmo. Los solos de Barretto, con su voz y los soneos de Tito Allen”.

      Es precisamente a la gente joven a la que quiere llegar ahora el nuevo dueño del sello, Codigo Group, empresa de entretenimiento fundada por el grupo Signo Equity, con sede en Nueva York.

       Codigo, que adquirió Fania en 2009, está ofreciendo compilaciones nuevas pero sólo como descargas digitales en iTunes y en su página web, y ha creado el primer app de música latina para Spotify con el fin de que los jóvenes conozcan a las Estrellas de la Fania.

      La mayor parte del catálogo de la disquera, que ahora incluye otros sellos bajo el nombre de Fania e incluye casi 20.000 cortes, unos 3.000 álbumes de más de 200 artistas, también está a la venta en formato digital.

      La celebración del 50 aniversario también incluirá el lanzamiento de remixes digitales con DJ’s como el dúo The Whiskey Barons, de Boston, así como más de 40 eventos como conciertos, teatro, danza y proyecciones de películas.

      De las finanzas de la Fania poco se sabe. Hay poca documentación al respecto y la que existe no está centralizada, dijo la experta Figueroa.

      Masucci terminó como único dueño del sello que fue vendido a Emusica Entertainment Group, con sede en Miami, en el 2005. Emusica no reveló cuanto pagó por la disquera, pero la revista Billboard reportó entonces que habrían sido entre 9 y 12 millones de dólares.

      El gerente general de mercadeo de Fania Records/Codigo Group, Michael Rucker, tampoco dijo cuanto pagó Codigo por el sello.

Lo que sí dijo es que el concierto final del 50 aniversario, en asociación con el programa Summerstage, contará con una orquesta de 23 músicos. Confirmados están: Roena, Valentin, Pacheco, Harlow, Santiago, Lucca, Miranda, Justo Betancourt, Nicky Marrero, Eddie Montalvo, Hector “Bomberito” Zarzuela, Jorge Torres, Eliut Cintron, Roberto Rodriguez Jr., Lewis Kahn, Reynaldo Jorge y Alfredo de la Fe.

       También participarán Víctor Manuelle, Giovanni Hidalgo, The Whiskey Barons y Cita & Pete Rodriguez Jr.

      Aunque muchos de las Estrellas de la Fania ya perdieron la vitalidad de antaño, el evento será como ver la grandeza del pasado reunida en una familia musical que mantiene vivo el sabor.

      “Va a ser hermoso”, aseguró Pacheco. “Cada vez que nos juntamos es como un carnaval”.- (Por E.J. TÁMARA)

      ___      En Internet: www.fania.com

      ___      E.J. Támara está en Twitter como https://www.twitter.com/EJTamara

       —      La reportera de la AP Berenice Bautista contribuyó a este despacho desde Ciudad de México. 

Etiquetas:, ,