El Auditorio Blackberry se llena de recuerdos y nostalgia

MÉXICO, D.F. (EL UNIVERSAL).- Una suave lluvia acompañó la noche del sábado al artista japonés Yohiki durante su “Classical Tour” en el Auditorio Blackberry de la ciudad de México. El también fundador y líder de la banda de metal X Japan dio un recorrido por sus temas más conocidos, entre los que no faltó “Endless rain”.

El encuentro, que inició cerca de las 20:30 horas, estuvo lleno de aplausos, nostalgia y recuerdos, pues al principio se proyectó un breve recorrido por la carrera musical del artista de 48 años para después iniciar con los temas que llevaron a la fama a X Japan como “Miracle”, “Forever Love”, “Rosa” y “Anniversary”.

Para agradecer a los ahí presentes, Yoshiki dio algunas palabras en español y recordó a Hide y Taiji, dos músicos y amigos que fueran integrantes de X Japan y que perdieron la vida en mayo de 1998 y julio de 2011 respectivamente.

Tras un breve intermedio en el que se dejaban escuchar los comentarios de su talento y delicadeza a la hora de tocar el piano, el sexteto musical femenino que lo acompañó inició la segunda parte del encuentro con “Amethyst”, pero no fue hasta la improvisación de “El lago de los cisnes” que el músico salió nuevamente con su atuendo color blanco y cabellera hasta los hombros.

Dirigiéndose a todos, Yoshiki presentó “Hero”, tema creado para el anime “Saint Zeya” con la voz de Katie Fitzgerald.

Para sorprender a sus fans, el músico empezó a tocar “Cielito lindo”. Nadie evitó entonar la letra de esta canción tradicional mexicana y al finalizar, una asistente se levantó de su lugar para regalarle una rosa; el músico, con la mejor de las actitudes, la colocó en su piano.

También se escucharon gritos de “¡Te amo!” o “¡Aishteru (palabra japonesa que significa también te amo)!”, a lo que el músico contestaba alegremente “¡Yo también!”, pero la alegría se tornaría pronto en tristeza pues era inevitable recordar a sus dos grandes amigos, y más porque apenas hacía dos días, se había cumplido otro aniversario luctuoso de la muerte de Hide, por lo que el artista expresó:

“Cuando Hide murió escribí esta canción… para intentar, no lo sé, sólo escribí la canción para apoyar a mis fans, pero esta canción también me apoyó a mí… En 2011 Taiji también murió, entonces, la siguiente canción está dedicada a Hide y Taiji” dijo ante el silencio de todos los asistentes, a quienes pidió amar tanto como pudieran a sus amigos y familiares. “También me gustaría dedicar esta canción a mi padre”, comentó y dio paso a “Without you”.

Al iniciar este tema lleno de nostalgia, el público se quedó completamente en silencio escuchando únicamente el sonido del piano y observando las imágenes proyectadas en una pantalla y en las que aparecían Hide y Taiji durante aquellos conciertos que compartieron juntos.

También aparecían fotos de la infancia de Yoshiki, lo que provocó que muchos de los asistentes comenzaran a llorar en silencio, pero éste se rompió cuando en una de las imágenes aparecieron Yoshiki y Hide abrazados. Nadie pudo evitar sentir una tristeza que si no era para nada semejante a la del cantante, sí era compartida.

Mientras tanto, en el escenario, Yoshiki se secaba las lágrimas y continuaba con la velada.

“Kurenai” y “Art of Life” fueron las canciones que continuaron el encuentro y para finalizar, el músico tocó “Endless rain”, no sin antes agradecer a todos los que hicieron posible el concierto.

“Esta es la última canción, vamos a regresar, quiero dar las gracias por toda la gente que hizo posible este concierto”.

Para cerrar con broche de oro, todos los ahí presentes hicieron un coro perfecto del tema, lo que incluso hizo voltear varias veces al músico para ver cómo del otro lado del mundo, una gran cantidad de jóvenes y adultos conocían su música. Terminada la canción, Yoshiki Hayashi tomó los regalos de sus fans y se colocó la bandera de México en la espalda y gritó el clásico “¡We are X!” después de haber ofrecido una hora de “Yoshiki Classical”.

 




Volver arriba