El amor se le complica a Zac

"That Awkward Moment", nueva película del galán

Michael B. Jordan y Zac Efron en la premier de "That Awkward Moment", en Nueva York. La cinta se estrena esta semana en Estados Unidos

NUEVA YORK (EFE).- Zac Efron encarna a un veinteañero del siglo XXI que, atemorizado por sentimientos que lo hacen sufrir y lo alejan del círculo de comodidad de sus “colegas”, se mete en líos y vive “That Awkward Moment”, comedia romántica en la que las nuevas tecnologías obstaculizan el amor.

A Efron ya se le pasó la época de la preparatoria y “High School Musical”, ha recorrido con éxito el cine independiente con “At Any Price” y “The Paperboy” y ahora vuelve al cine comercial hecho “todo un hombre”. A sus 27 años tiene que aprender a comprometerse con el amor en este filme que se estrenará en Estados Unidos el próximo viernes.

Al ídolo adolescente que cantaba y bailaba como los ángeles, aunque va madurando como actor y persona, también se le hace un poco problemático hablar de amor, de ese “momento delicado” al que hace referencia el título.

“Cada uno tiene su propio camino hacia el amor. A veces es difícil que llegue, otras veces sucede ya desde la preparatoria. Nunca sabes cuándo llega. ¡Ay! No tengo ni idea de lo que estoy diciendo”, reconoce en una entrevista en la que se atreve a pronunciar algunas palabras en español.

“That Awkard Moment”, debut en la dirección de Tom Gormican, juega con las reglas clásicas de la comedia de situación del Hollywood dorado y las actualiza con una nueva lucha de género: la mujer ha conquistado el terreno profesional pero el hombre todavía se amilana ante las tribulaciones del amor.

Para conseguir afrontarlas, Zac tiene como pésimos consejeros a sus amigos de toda la vida: Miles Teller y Michael B. Jordan, y los tres deciden hacer un pacto según el cual nunca tendrán novia formal para no poner en peligro el vínculo que les une y alejarse del mal de amores. “Ellos lo intentan hacer bien. Quizá a veces no dan el mejor consejo”, dice Jordan, y Teller completa: “Sólo quieren verle feliz, así que dicen: ‘Venga, vamos a un bar, conocemos a unas chicas…’ Quieren hacerle sentir bien”.

No tardarán en volver a caer en las redes de la pasión y las nuevas tecnologías harán que todo parecido con la intimidad sea pura coincidencia. “Ahora todo tiene una dinámica distinta. Twitter, Facebook, Instagram… todas las redes sociales hacen que puedas ver toda la vida de una chica antes de conocerla”, explica Jordan.




Volver arriba