Tiene razón, “¡no pasa nada!”

Marcelo Pérez Rodríguez (*)

3_171213p4MPRphoto01

El abrazo de la impunidad

Hay que darle la razón a la alcaldesa de Tekax cuando ante las denuncias, las acusaciones y los cuestionamientos de los regidores de ese Ayuntamiento, incluso frente a los de su propio partido, expresa: “No pasa nada”.

Y es cierto, ¿qué ha pasado en los últimos meses ante tantas denuncias e incluso anomalías que la misma Auditoría Superior del Estado ha detectado?

La señora Carmen Navarrete Navarro, conocida como “La Ivonne del Sur”, no se inmuta ante las denuncias de abusos, nepotismo y malos manejos del erario. Sabe que el halo de la impunidad la cubre hasta ahora. Ni los legisladores ni el propio gobernador han hablado sobre este caso, ni han girado órdenes para una seria y exhaustiva investigación.

Ante esto, frente a sus regidores, la alcaldesa de Tekax se ríe con sorna de las autoridades y de la misma población. Ninguna autoridad la sanciona y ella sabe que está protegida, a pesar de las denuncias y las irregularidades detectadas.

No existe ninguna ferocidad contra la corrupción en el actual gobierno y esta pasividad la aprovecha esta alcaldesa para continuar con los derroches y el nepotismo: hay pagos irregulares a favor del cónyuge, hijo, hija y yerno. Estas observaciones, entre muchas, ya se las hizo la Auditoría Superior del Estado para que las aclare. Pero quizá todo quede en aclaraciones.

No es posible que si un alcalde, o alcaldesa, o funcionario o gobernante desvía dinero, favorece a familiares en el otorgamiento de obras y maneja en forma irregular del dinero público no reciba castigo alguno y sólo devuelva el dinero o cuando menos lo haga en facturas y otros documentos.

De esta manera las autoridades que están involucradas en irregularidades buscarán justificar los faltantes y los favoritismos con documentos que avalen estos desvíos, aunque los pagos y otros papeles no se hayan hecho en tiempo y forma. Es justificar “legalmente” las “observaciones”.

Así, se estimula la corrupción y se invita a que otros funcionarios hagan lo mismo pues, al final, como acertadamente señala la alcaldesa de Tekax, “no pasa nada”.

El caso del ex secretario de Fomento Agropecuario y Pesquero, Alejandro Menéndez Bojórquez, es otro ejemplo de protección a servidores públicos que abusan del puesto y, además, ostentan la riqueza acumulada en los pocos años de servicio. Hay denuncias diversas y pruebas que muestran cheques irregulares de millonarios pagos dentro del programa de apoyo directo a productores, desvío de fondos, favoritismos y dinero que no llegó al campo ni a los verdaderos beneficiarios.

Sin embargo, a pesar de las denuncias y pruebas, todo sigue igual y no hay investigaciones ni sanciones. El ex funcionario sigue adquiriendo bienes muebles e inmuebles, ostentando sin rubor alguno la riqueza acumulada y gozando, ahora sin trabajar, los “ahorros” de sus cinco años de trabajo en el gobierno anterior.

Es importante que en estos dos casos, porque hay otros ejemplos de abusos, nepotismo, favoritismos, derroche y desvíos, los legisladores, el gobernante en turno y las autoridades correspondientes hagan algo para poner un hasta aquí al abuso y los malos manejos del erario.

El “No pasa nada” es una clara muestra de que el funcionario público corrupto se siente seguro o segura y así sigue cometiendo abusos y desvíos económicos a favor de familiares y bienes personales. Y esto es corrupción.

Es necesario terminar con el abrazo de la impunidad que propicia que los alcaldes, los gobernantes y los demás funcionarios gasten a placer y a conveniencia el erario.

Hay que hacer que pase algo y contra los que abusan del puesto público. Las autoridades correspondientes tienen la palabra.- Mérida, Yucatán.

[email protected]

—–

*) Profesor de la Universidad Pedagógica Nacional

»No existe ninguna ferocidad contra la corrupción en el actual gobierno del Estado y esta pasividad la aprovecha la alcaldesa de Tekax para continuar con los derroches y el nepotismo




Volver arriba