Sacrificios en la Uady

Víctor M. Fernández Medina (*)

Víctor M. Fernández Medina (*)

¿Qué tanto es tantito (poquito) para las autoridades? Ahora piden ceder un tantito (poquito) y luego (paulatinamente, para que se vayan acostumbrado e incluso agradecerlo) otro tantito y así de tantito en tantito haber cedido un “tantote”, “todote”.

En algunas de las reuniones de las autoridades con algunos trabajadores, éstos en algún momento han cuestionado si los sacrificios (tantitos) que les piden a los trabajadores se pide a los altos funcionarios que pongan un “poquito de su parte” y cedan tantito de sus compensaciones por ser autoridades. Parece que la respuesta ha sido que “eso no está a discusión”.

Efectivamente, supongamos que eso no está a discusión; lo que está en el centro de la discusión es la defensa de las prestaciones que quieren quitarles o recortarles a los trabajadores, quienes incluso, a pesar de algunos funcionaros, con su trabajo y esfuerzo cotidiano de años tiene a la Uady entre las mejores de México y en algunos campos con reconocimientos internacionales. En muchas empresas, en situaciones de problemas financieros, el año pasado en Aeroméxico, cuando se ha pretendido recortar o quitar prestaciones a los trabajadores, éstos encabezados por sus dirigentes sindicales han logrado que se respeten las condiciones laborales vigentes para el personal actual, haciendo efectiva la no retroactividad de medidas negativas. Se crean nuevas reglamentaciones contractuales para el personal de nuevo ingreso a partir de la vigencia de las nuevas reglas. Parece ser que en la Universidad Veracruzana en caso parecido respetaron prestaciones de trabajadores en activo. En la Uady hay muchos jubilados que después de 30 ó más años de trabajo empiezan una nueva vida teniendo en cuenta los ingresos (sus “intereses personales” legales y legítimos) a los que tiene derecho y así planean su vida, a la que tienen derecho y por lo cual trabajaron toda su vida laboral. La misma situación es para todos los trabajadores activos.

Autoridades y sindicatos deben ser más claros y transparentes. Hasta ahora las protestas se han dado por trabajadores al margen del sindicato. El sindicato dice que no tiene información oficial y las autoridades declaran que el sindicato mal informa. Así la pelotita va rodando.

En la Uady los avances democráticos se han ido borrando por decisiones autoritarias, sin tomar en cuenta a quienes ahora se les pide vehementemente su cooperación: “las voces de todos”. Este año se debe ¿elegir? nuevo rector. Una de las causas de la situación actual es la poca, escasa o nula participación real de las voces de los académicos en decisiones trascendentales como la elección de autoridades universitarias. Este es un tema fundamental y aquí sí cabe pedirles a las autoridades escuchen, real y plenamente, todas las voces. Dirán que las elecciones de autoridades, rector y directores es democrática, pues es el Consejo Universitario el que elige. Eso es formalmente. En la realidad la situación es otra. Este tema es motivo de otros artículos. ¿Qué tanto es tantito?- Mérida, Yucatán.

[email protected]

—–

*) Profesor

Lo que está en el centro de la discusión es la defensa de las prestaciones que quieren quitarles o recortarles a los trabajadores




Volver arriba