Una oportunidad para crecer turísticamente: Centro turístico mundial

José Renán Mendoza Agurcia (*)

“La mayor infraestructura turística da mayor presencia y permanencia al turismo en un determinado lugar dedicado a la actividad turística”. Bajo esta premisa el Tianguis Turístico México 2014, que se lleva a cabo en Cancún, abre las puertas a la gestión del gobierno del Estado de Yucatán y da la oportunidad a los empresarios, a los prestadores de servicios turísticos y a los municipios dedicados esta actividad, para sugerir proyectos integrales y estratégicos que diversifiquen y mejoren la infraestructura turística en el Estado.

El presidente mencionó que el turismo es una prioridad de su gobierno, por lo que se invertirán 180 mil millones de pesos sujetos a tres propuestas estrategias: Mejorar la infraestructura de los destinos tradicionales. Mejorar y diversificar le oferta turística. Modernizar los aeropuertos.

Dentro de la primera propuesta, que incluye el rescate de playas, me imagino que a Yucatán le corresponde establecer el proyecto de rescatar destinos como Sisal, Celestún, El Cuyo y otros que inician su despegue turístico. Dado que Progreso, por su tradición turística, se encuentra en vías de consolidación, seguramente se establecerán proyectos que lo logren.

Y en esta estrategia también se incluye la rehabilitación de los centros históricos en la ciudades coloniales y el programa de apoyo a los pueblos mágicos. Seguramente están incluidos la ciudad de Mérida y los municipios de Izamal y Valladolid, considerados pueblos mágicos, que están luchando por convertirse en destinos turísticos finales donde la llegada y la permanencia de visitantes sea sustentable y económicamente recuperable la inversión que se hace para lograrlo.

Seguramente este proyecto incluye el fortalecimiento económico para la creación de nuevos pueblos mágicos, donde probablemente sí se reúnen los requisitos de incluyan Tizimín, en el Oriente, y Ticul y Peto, en el Sur, hablando de posibilidades de cumplir sus requisitos para serlo.

La Segunda Propuesta, que considera la consolidación del patrimonio mesoamericano y el desarrollo de los centros turísticos sustentables, mencionando dentro de lo que nos corresponde a la zona arqueológica de Chichén Itzá, seguro se encuentran incluidos sin haberse mencionado las zonas arqueológicas de Uxmal, Ek Balám y otros centros en Yucatán, que ya son zonas turísticas sustentables en el estado.

Probablemente los empresarios turísticos que ya cuentan con hoteles y restaurantes de calidad turística en el sur del Estado puedan sugerir que en este rublo se incluya la habilitación de los conventos y zonas arqueológicas que forman parte del circuito Puuc-Conventos, y otros atractivos turísticos del sur que no tienen casetas de información, paradores turísticos ni guías que den información sobre la historia que guardan y los estilos arquitectónicos y culturales de estos lugares. Así también se podría habilitar la gran cantidad de grutas y cenotes que carecen de infraestructura, y que son desperdiciados como atractivos turísticos.

Respecto a la tercera estrategia turística, que incluye mejorar el acondicionamiento de los principales aeropuertos del país, modernizar los puertos y abrir nuevos accesos carreteros, la construcción de aeródromos en el vecino estado de Quintana Roo es una de las tácticas para transportar al turismo en forma rápida y expedita, al que llega por cruceros a Cozumel, Playa del Carmen y Mahaual, y que tiene muy poco tiempo de permanencia en el estado para recorrer centros turísticos en largo recorrido por carreteras.

Si aquí hubiera aeródromos en los principales centros y zonas turísticas del estado, los visitantes que llegan a Progreso tendrían la oportunidad -con su corta permanencia- de visitar los atractivos del estado y dejar una gran derrama económica que recuperaría la inversión que se hiciera.

La carretera que comunica a la Ruta Puuc es muy importante, porque forma un corredor turístico que incluye a Quintana Roo y Campeche, la que en mi opinión sería muy importante modernizar. Ojalá esta propuesta contara con el apoyo de los empresarios y prestadores turísticos de esta región, que incluye los municipios de Muna, Santa Elena, Ticul, Oxkutzcab, Akil, dentro de la ruta, y cercanos como Maní y Teabo.

Hace poco más de 14 años empresarios de Cozumel quisieron invertir en la construcción de un aeródromo en Oxkutzcab, por ser punto de unión del circuito Puuc-Conventos; por desgracia, pese a contar con las facilidades que dio la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de cumplir los requisitos para hacerlo, por falta de apoyo del gobierno, en ese entonces, no se logró el proyecto.

Sin lugar a dudas, y sin ponerme a favor de nadie, es hora de ponernos todos juntos a trabajar por el bien del turismo en Yucatán. Que los empresarios ofrezcan proyectos sustentables, que beneficien a su sector y que la Secretaría de Turismo inicie con esta oportunidad económica la habilitación de productos turísticos, con el fin de diversificar la promoción turística y hacerla más atractiva.

Sería algo que todos veríamos con buenos ojos y se acabaría con los desacuerdos, pues tenemos los suficientes elementos para atraer al turismo cultural, de playa y recreativo.

Fortalecer la cultura turística en los municipios y profesionalizar la carrera de guías de turistas son también proyectos que unidos debemos tocar ante quien corresponda, a fin de hacer de Yucatán un destino de permanencia turística, buscando que quienes nos visitan pernocten en el estado y retornen a sus destinos satisfechos por el servicio de calidad, por la información que reciban de los atractivos que visiten y se vayan satisfechos. Para que vuelvan a visitarnos y con su permanencia obtengamos el tiempo suficiente para convertirnos en un destino turístico final.

Que reconozcan nuestro trabajo de equipo, cuyo objetivo es verlos satisfechos, y que en beneficio de todos Yucatán se convierta en el centro turístico internacional que se merece y que unidos lograremos.- Oxkutzcab, Yucatán.

[email protected]

—–

*) Profesor. Promotor turístico independiente

 




Volver arriba