Un aplauso por cada mujer

Heroínas alrededor

Monserrat Jacqueline Cámara Santos (*)

Marie Curie, Frida Kahlo, Jane Austen, Audrey Hepburn, Margaret Thatcher, MalalaYousafzai, Nadia Comanecci y otras más mujeres grandiosas entre aplausos y vítores son nombradas por sus logros en diferentes áreas y luchas en pro del bienestar social. Hoy quizás entre los jóvenes nos suenen más nombres como Selena Gómez, Michelle Obama, María Sharapova o Paola Espinosa; aunque eso no importa, estamos rodeados de heroínas, unas que nos han dejado su legado y otras que aún lo construyen.

En una ola de grandes personajes nos perdemos y sentimos menos, cuando la realidad está ante nuestros ojos: poner nuestro granito de arena sin ser reconocidas mundialmente no nos hace menos heroínas.

La Mujer Maravilla buscaba salvar al mundo del mal; doña Mary, sacar a sus hijos adelante; Rigoberta Menchu, hacer válidos los derechos indigenistas, y Sara Poot, promover nuestra cultura de rincón a rincón… Cada quien vive su propia clase de heroísmo a base de esfuerzo, constancia y pasión. Es cierto, las comparaciones sobran; cada mujer es un ser particular que hace que el mundo siga girando. No sé si detrás de cada hombre hay una gran mujer. No obstante, no cabe duda de que no hay mundo sin una mujer.

Este día, 8 de marzo, podría ser otro cualquiera; sin embargo, vale la pena hacer hincapié en una fecha específica, poner pausa y pararse por cada fémina a nuestro lado. Por aquélla que te procreó, crió. Por la que te rompió el corazón y por la próxima que lo reparó. Por la que nunca te soltó la mano y la que te ayudó con la tarea, o te atendió en la fila de la tienda. A todas regálales una sonrisa, una bolsa Chanel, ¡qué!

Toda mujer -loca y sublime- es una musa -única e inteligente-, capaz de cambiar el mundo todos los días con la más pequeña acción. Nunca la subestimes y, aunque no sea tu enemigo, únetele. ¡Feliz día mujer bonita!- Mérida, Yucatán.

—–

*) Alumna de preparatoria del Instituto México




Volver arriba