"¡Puedo ser tu violador!"

“¡Puedo ser tu violador!”

Víctor Chan Martín (*)

“… O puedo ser tu violador, en la imaginación!”, letra cantada por Benny Ibarra cuando entona la canción “Juegos de Seducción”, hecha popular por el grupo argentino Soda Stereo.

Mientras los gobiernos, la sociedad civil y los activistas sociales luchan por la no violencia creando leyes, normas, códigos como Belem do Pará, CEDAW, Convención de los Derechos de los Niños y demás, esta canción ha recorrido kilómetros y kilómetros. “Es sólo una canción”, me decían… pero ¿en verdad es sólo una canción? ¿Y el mensaje que lleva? ¿Y la intención que lleva?

¿Las mujeres, las niñas, los niños y los ancianos violados pensarán también que sólo se trata de una canción? ¿Y las niñas, las mujeres, los niños y los ancianos abusados sexualmente la querrán cantar con el ánimo con que se canta? ¿Y los sin voz, como las niñas y los niños autistas o con parálisis cerebral, y los demás con otras discapacidades, si pudieran cantarla, lo harían al recordar el ultraje a su cuerpo, a su mente a su intimidad? ¿Y el respeto a los derechos humanos? ¿Y el interés superior del niño?

¿Cantar tantas veces”Puedo ser tu violador”… pensar y repetir “Puedo ser tu violador” le quita la intención insana y la vuelve deseada? ¿Le quita lo doloroso de ser violado? ¿El señor Ibarra y los otros la cantarían si hubiesen sido violados?

El gran peligro en este mundo es que se dice tanto algo que se vuelve normal… tan invisible… aceptado. Yo no quiero normalizar ni aceptar el abuso ni la violación, ¡menos las relaciones sexuales entre adultos y niños “aceptadas mutuamente”! Hacemos algo tú y yo para evitar más violaciones… o te unes al señor Ibarra con su “simple” canción…- Mérida, Yucatán.

[email protected]

—–

*) Terapeuta familiar y de pareja. Universidad Anáhuac Mayab. Director de Hogares Maná, A. C.




Volver arriba