Nuevas competencias de los empresarios

Reformas y más reformas

Por Esperia Castillo Pantoja (*)

Si el año pasado cuando empezaba a impartir cursos de reformas fiscales y de la nueva ley de lavado de dinero alguien me hubiera dicho que tendríamos los cambios fiscales que estamos viviendo, mucho me hubiera sorprendido.

Con la intención de las autoridades de combatir la informalidad fiscal vivimos en un nuevo país, un país donde nos han cambiado las expectativas y la forma de hacer negocios. Entre las nuevas normas que ha expedido la Secretaría de Hacienda de facturación electrónica, los Comprobantes Fiscales Digitales (CFDI) de autos usados, escrituras, autofactura, recibos de nómina y su timbrado; la adquisición y actualización de nuevos programas y su implementación, nuevos reportes y manuales de la ley antilavado de dinero y de la ley de protección de datos personales que aún muchos no entienden; nuevos Regímenes de Incorporación Fiscal (Reincos), nuevos reportes administrativos para subir la contabilidad en línea, cuyas reglas aún no han sido publicadas y entran en vigor en junio de este año, en fin, podría seguir enumerando todos los cambios fiscales, nuevas formas de pago de impuestos, reportes administrativos y verificaciones de listas de los contribuyentes que, según las autoridades, simulaban operaciones inexistentes y deben verificar la empresas antes de hacer operaciones…

Por todo esto me pregunto: ¿A qué hora podremos hacer dinero? ¿A qué hora las empresas podemos dedicarnos a generar recursos dentro de nuestros negocios? ¿Acaso no es éste el objetivo principal? Todas las empresas están involucradas e inmersas dentro de los reportes administrativos, tratando de recabar toda la información y correos electrónicos de sus empleados para saber cómo timbrar sus nóminas, sus asimilados o retenciones de pagos y no incurrir en más multas, o en saber cómo utilizar sus tarjetas de crédito, cuentas de bancos personales y de cajas cooperativas, que seguirán siendo reportadas como operaciones inusuales, operaciones relevantes y operaciones en efectivo por el sistema financiero y que a partir del próximo ejercicio fiscal 2015 empezarán a ser notificadas a los contribuyentes en el buzón tributario por discrepancia fiscal o créditos fiscales.

Todo esto nos lleva a vivir en un país al que no estábamos acostumbrados, porque lo que hace un año pensábamos que no iba a llegar o modificarse, ya está aquí.

Los empresarios y los emprendedores deberán tener una nueva mentalidad, desarrollar nuevas y mejores competencias. La necesidad de actualización para el empresario con los cambios constantes es un reto para todos y más para los que dirigen o afectan con sus decisiones a los negocios, por lo que es importante mantener una constante actualización en temas fiscales, patrimoniales, financieros, de mercadotecnia y de manejo de personal para hacer negocios, en coordinación con sus asesores y personal capacitado en su empresa involucrándose más no sólo en ventas, relaciones públicas y el dinero que pueda sacar de la empresa para vivir y disfrutar.

Otro punto importante que afecta a los negocios es que muchos empresarios están a la espera de que los recursos de apoyos federales y devoluciones de impuestos ISR, IVA, IDE, entre otros, les lleguen de manera rápida y transparente, ya que tienen problemas en sus flujos de efectivo y requieren desarrollar proyectos retenidos que indudablemente apoyarán en la reactivación de la economía.- Mérida, Yucatán.

—–

*) Contadora Pública Certificada. Maestra en Impuestos, socia de Servicios Financieros Ojeda Llanes y Asociados, S.C.P.

»Empresarios y emprendedores deberán tener una nueva mentalidad, desarrollar mejores competencias. La necesidad de actualización es un reto para todos

Etiquetas:,