Misión de Universitario

Armando González Rosado (*)

Impulso Universitario abrió la convocatoria para el otorgamiento de becas 2014, la cual representa una oportunidad para aquellos jóvenes que desean cursar una carrera y no tienen los recursos necesarios para hacerlo.

Estamos seguros de que la oportunidad que se ofrece a estos jóvenes con la beca que puedan recibir, mediante la selección que se efectúe, tendrá buena respuesta.

Los universitarios del país no sólo tienen el ineludible deber de salvar a la universidad, asumiendo una actitud ponderada al presentar sus problemas, sino que se espera de ellos el valor necesario para enfrentarse a las conjuras que en el mundo se suelen preparar con el exclusivo propósito de debilitar a México. Universidad significa universalidad, comprendemos que el universo es el ámbito donde el hombre vive, lucha, florece y se prolonga; al pensar en las universidades tenemos que pensar en el destino del hombre.

La misión universitaria siempre ha sido trabajar a favor de la ciencia y la cultura, por el progreso de la sociedad. En una época la universidad sólo producía profesionales egoístas, pero ahora, con el progreso del país, ésta se identifica con el pueblo, el acceso a ella ya no constituye el privilegio de unos cuantos.

Nuestro progreso social necesita de los arquitectos, de los ingenieros para construir los caminos de México de hoy, los puentes y las presas. Requiere de los abogados para defender con lealtad el Derecho y darle el contenido que le corresponde, y también de los médicos para librar al pueblo de las enfermedades que lo agobian.

Todos los que militan en la universidad, maestros y alumnos, deben corresponder generosamente a la comunidad que los sostiene. La universidad en México y en todos los países libres debe ser baluarte de la democracia de la soberanía del pueblo y de la nación. En ellas debe existir siempre el humanismo, que significa actualmente salvar al hombre de la destrucción en masa, pugnar por el desarme universal, cultivar la ciencia y la paz, difundir la cultura, luchar por el derecho de los individuos y de los pueblos, y fomentar el intercambio de la experiencia cultural entre los hombres.

En las universidades de nuestro país debe imperar la tolerancia, la diversidad de opinión y la libertad de investigación. El universitario debe sentirse plenamente responsable de servir a su patria y a su tiempo. Su preparación debe ser para servir a la colectividad y su misión debe ser de militancia humana y de agradecimiento para servir a la sociedad que lo educa.

De los universitarios salen las mejores ideas para mover a los pueblos y de las universidades deben surgir las normas para mejorar al genero humano. México espera que los universitarios comprendan la gran misión y responsabilidad que les asiste, para superarse y luchar todos los días por un mundo mejor, los universitarios darán su más leve afán, al pueblo que les da vida.—

Mérida, Yucatán.
[email protected]
—————
*) Ex supervisor escolar




Volver arriba