Mirador

Armando Fuentes Aguirre

Arredro vayas, Satanás. / A mí no me llevarás, / porque el día de la Santa Cruz / dije mil veces: Jesús, Jesús, Jesús”.

No he olvidado esa visión de niño: mi tía Crucita, mujer del campo, humilde, sentada en su mecedora y desgranando las cuentas de su rosario para decir mil veces en voz alta el nombre del Señor, y ganar así la indulgencia plenaria que la salvaría de ir al infierno de los malos.

“Arredro vayas” era una deformación popular del “Vade retro” latino: “Retrocede”.

El 3 de mayo es para los católicos el día de la Santa Cruz. En muchas construcciones aparecerá hoy, adornada con flores hechas de papel de china, pues la cruz es para los albañiles protección y amparo.

Pese a los cambios que trae consigo la modernidad, esa piadosa tradición se sigue conservando. Desapareció ya, sin embargo, aquella de pronunciar mil veces este día el nombre de Jesús para escapar de la amenaza del demonio.

Yo no creo en el demonio, pero le temo. Debería hacer lo que hacía mi tía Crucita, mas no poseo su fe sencilla, ni tengo su humildad. Aun así digo este día: “Arredro vayas, Satanás”. Por si las dudas. ¡Hasta mañana!…- Saltillo, Coahuila.

El 3 de mayo es para los católicos el día de la Santa Cruz. En muchas construcciones aparecerá hoy, pues es protección y amparo




Volver arriba