Mirador

Armando Fuentes Aguirre

¿De quién estaría enamorado Dios cuando inventó el color que tiene la flor de jacaranda?

Igual a ese color no hay otro: he pensado que el color de la jacaranda se escapó del Paraíso para que los humanos tuviéramos idea de las hermosuras que hay en ese edén.

El avión desciende con lentitud en el aeropuerto de la Ciudad de México y miro por la ventana lo que parece una larga flor de jacaranda.

Es como si a la ciudad le hubiesen salido ojeras después de una noche de vigilia sobresaltada por íntimas voluptuosidades.

Bello color y hermoso nombre, construido con andamiaje de aes.

¿Conocerían este nombre, el de la jacaranda, Huidobro o Barba Jacob? Decirlo es como cantarlo: Jacaranda, canción en A mayor.

Cuando amanezca la otra vida tiene que amanecer en horizontes color de jacaranda, que es femenino color.

Abriré yo los ojos, miraré esa ojera entre azul y buenas noches, y sabré entonces que me he salvado para siempre.

¡Hasta mañana!- Saltillo, Coahuila.

afacaton.@prodigy.net.mx




Volver arriba