Mirador

Mirador

Historias del señor equis y de su trágica lucha contra La Burocracia

El Funcionario del Estado hizo llamar al señor equis y le preguntó:

-¿Eres pobre?

El señor equis se atrevió a responder:

-No.

El gesto del Funcionario del Estado se ensombreció. Volvió a preguntar:

-¿Por qué no eres pobre?

Tembloroso contestó el señor equis:

-Tengo casa, vestido y sustento. No necesito más.

El Funcionario del Estado ordenó que el señor equis fuese puesto en Arresto Domiciliario.

Enseguida acudió ante El Más Alto Funcionario del Estado y le dijo:

-Estoy muy preocupado, Jefe. Todavía queda uno que no es pobre. ¡Hasta mañana…!- Saltillo Coahuila.

[email protected]

—–

Catón

*) Escritor y periodista




Volver arriba