La duda ofende: Carta de EPN a Alfonso Cuarón

José Enrique Gutiérrez López (*)

Esta carta es producto de la imaginación del escribidor. Aunque se fundamenta en hechos ocurridos, cualquier semejanza con la realidad es casual

Alfonso:

Por ésta acuso recibo de la misiva que hace algunos días me enviaste en la que cuestionas la Reforma Energética que promuevo. No hagas caso de lo que publicaron mis secretarios Luis y Pedro: es palabrería hueca, verbo esquivo con el que tratan de ocultar realidades obvias.

Antes que nada quiero expresarte mi descontento por tan majadera carta. ¿Cómo te atreves a cuestionar las acciones, planes y programas del Presidente de la República? ¡La duda ofende! Lo que el Presidente sentencia no admite discusión ni discrepancia alguna. Recuérdalo.

Dos cosas además te aclaro: 1. Respondo a tus irreverentes cuestionamientos porque me dicen que estás enfermo de Gravedad y puedes morir. ¿La competencia en la que ganaste el Oscar dañó mucho tu salud? 2. Pretendes confundirme diciendo que 10 preguntas me haces. Mientes: las conté y son 14. Desde la primaria aprendí bien aritmética. Lo que mejor hago es sumar -para mí-, aunque para restar -del erario- y dividir -a diputados, senadores, gobernantes y demás políticos- soy un experto. Que te quede bien claro: contar hasta 20 es mi especialidad. Para eso tengo dedos.

Dicho lo anterior, un poco a disgusto, procedo a contestar verazmente tus preguntas.

Primera. “¿Cuando bajarán los precios del gas, gasolina, combustóleo y energía eléctrica?” Respuesta. ¡Nunca! ¿Eres inocente o te haces? ¿Alguna vez has visto que en México bajen los precios de bienes o servicios que proporciona el Estado? ¡No!, ¿verdad? ¿Cómo piensas entonces que esto pueda suceder? “Inocente palomita que te dejas engañar”. He dicho eso y he ordenado a mi gabinete lo hagan, para que la raza esté tranquila. No quiero ver a la indiada alborotando en las calles.

Segunda. “¿Qué afectaciones específicas habrá al medio ambiente con prácticas de explotación masiva?” Respuesta. ¿Explotación más iva? De eso no sé mucho, pero estoy seguro de que el IVA hay que pagarlo; hasta el de la explotación. ¿Por qué te importa eso del ambiente? ¿Qué ya perteneces a Greenpeace? El programa de extracción de petróleo exige se haga sin importar lo que pueda suceder al medio que mencionas. Después ya se verá.

Tercera. “¿Existen planes para desarrollar tecnologías e infraestructuras de energía alternativa en nuestro país?” Respuesta. Claro que sí. Por esto estoy promoviendo se envasen las flatulencias de las vacas. Son de gas metano, un gas combustible. No me preguntes cómo se recolectarán porque los científicos no lo han resuelto. Pero cuando se libere dicho gas, quienes sobrevivan a la pestilencia lo podrán utilizar como si fuera gas butano. Esto es energía alternativa. ¿O no?

Cuarta. “De la reforma aprobada derivarán contratos multimillonarios. . . ¿Cómo podrán evitarse fenómenos de corrupción a gran escala?” Respuesta. No se evitarán. La corrupción es una necesaria práctica común en México. ¡Mal haríamos si pretendiéramos erradicarla! Los funcionarios de gobierno hacen carrera política para alcanzar algún puesto en el que puedan hacerse de recursos para sostener “decorosamente” a su familia. Es su “extra”. ¿Te parecería justo se les prive de esta costumbre?

Quinta y sexta. Consideras importante Alfonso saber si las “transnacionales petroleras” tienen o no “poder” para ejercer presión sobre el gobierno o si tenemos “herramientas regulatorias” para evitar las “prácticas de depredación” del petróleo. Respuesta. Antes ya nos han saqueado, depredado, como elegantemente dices. ¿Importa lo hagan de nuevo? Se trata de secar el subsuelo. Cómo o quién, da igual.

Séptima. Según tú, “la productividad de Pemex” no se podrá incrementar por tener un sindicato corrupto. Respuesta. ¿De dónde sacas que el sindicato de Pemex es corrupto? ¡Mentira vil! La prueba visible de la pureza del sindicato y sus dirigentes es la presencia de Romero Deschamps, un político honesto, en el Senado de la República. ¿O le sabes algo turbio? ¿Crees tú que mi probo partido y yo -somos uno- vamos a poner de senadores o diputados a funcionarios o lideres corruptos?

Octava. Dices: Si Pemex ha aportado “más de la mitad del presupuesto federal… ahora que el aporte del petróleo no irá directamente de Pemex a las arcas, ¿Cómo se cubrirá dicho presupuesto?” Respuesta. Eso sí me preocupa un poco. Si no ingresa dinero a “las arcas” de gobierno, los políticos nos vamos a morir de hambre y no podremos hacernos de un “justo” patrimonio propio. ¡Es injusto! Necesitamos recursos, tienes razón. Voy a tomar medidas para evitar esto. Gracias por advertirme.

Novena. Temes que “las utilidades” se destinen a la burocracia y no beneficien “al propietario original de esos recursos, que es el pueblo mexicano” ¡Otra vez te haces al inocente Alfonso! ¿Quién te dijo que el pueblo es el dueño de los recursos naturales del País? Eso decimos, pero solo es demagogia pura. Embuste. El suelo, subsuelo y espacio aéreo mexicanos pertenecen al gobierno federal en turno que -como reconoces- yo presido. Consecuentemente yo Presidente soy -te guste o no-, el dueño del País. ¿El pueblo propietario? ¡Qué risa! ¿Acaso ya eres comunista?

Décima. Hablas de pasadas acciones de gobierno que han provocado hondos “abismos sociales”. Preguntas: “¿Cree realmente que el Estado mexicano tiene los instrumentos para llevarlas a cabo -las reformas propuestas- con eficacia, sentido social y transparencia?” Respuesta. No lo sé ni me interesa. De lo social que se encargue la Sedesol y de la transparencia, el Ifai. Yo, “cool”.

Con sinceridad he respondido Alfonso a tus preguntas. ¿Estamos bien? Espero te cures.

Atte. E. Peña N.

¡No al olvido del 4 de julio!- Mérida, Yucatán.

[email protected]

—–

*) Ciudadano. Abogado y notario público. Tanatólogo. Cónsul honorario de Holanda

»La corrupción es una necesaria práctica común en México… Los funcionarios hacen carrera política para alcanzar algún puesto en el que puedan hacerse de recursos

 




Volver arriba