Historias de Reportero Slim toma las calles

Historias de Reportero Slim toma las calles

Por: Carlos Loret de Mola (*)

Primero armó una bancada legislativa. Los llamados Telcel-nadores y Dish-putadas. Luego empleó esquemas de jugosa inversión publicitaria y sociedad empresarial para dominar medios de comunicación y convertir a periodistas en sus voceras y voceros. Los Slim-media. Más adelante, cooptó intelectuales y artistas a quienes usa como misiles contra sus competidores. Y ahora Carlos Slim toma las calles con manifestaciones.

Su bancada, sus medios, sus periodistas, sus intelectuales y sus marchas están alineados hacia un mismo objetivo: defender a toda costa los intereses de quien ha llegado a ser el hombre más rico del mundo.

El sábado era la cita para realizar una cadena humana desde Los Pinos hasta Televisa Chapultepec, para protestar contra la ley secundaria de telecomunicaciones que promueven PRI y PAN. Acudieron personajes afines al ingeniero Slim. Se les sumaron algunos que odian al duopolio de la televisión (pero no les importa aliarse con el monopolio de las telecomunicaciones). Y llegaron otros más que se dejan seducir por éstos, quizá sin darse cuenta de a quién terminan haciéndole el juego.

La invitación decía a las 11 de la mañana. Necesitaban seis kilómetros de personas. Era mediodía y la cadena no se formaba porque los asistentes no alcanzaban más que para cinco cuadras desagregadas: una por Los Pinos, dos por El Ángel, dos por Televisa.

Justo a esa hora llegó el contingente del sindicato de Telmex, que está bajo total control del ingeniero Carlos Slim a través de la figura de Francisco Hernández Juárez, quien lleva 40 años como dirigente. Aunque no se juntó suficiente gente para entrelazarse en cadena en toda la ruta programada, los trabajadores del ingeniero Slim -identificados con playeras y gorras- nutrieron la manifestación con pancartas donde exigían todo lo que el multimillonario mundial quiere en la ley secundaria de telecomunicaciones.

Eran mantas y cartulinas impresas profesionalmente con textos tan sorprendentemente especializados como: “No se debe castigar a Telmex y sus trabajadores por cumplir con el título de concesión y declararlo preponderante”. Y al ladito: “Peña, títere de Televisa”. Que el hombre más rico desafíe así al presidente de su país, rete al Estado, plante cara ante las instituciones y financie una manifestación me parece una noticia de talla internacional.

(Nota: como es bien conocido trabajo en Televisa. Pienso que debe existir también mucha más competencia en el mundo de la televisión. Considero que la empresa dominante más dañina para la economía nacional y los bolsillos de los mexicanos es Telmex-Telcel. Y estoy a favor de que todas las voces que hablan sobre telecomunicaciones transparenten cualquier posible conflicto de interés).

Saciamorbos

Hay una nueva Pandilla Telmex. La original está conformada por las simpáticas caricaturas de tres niños y un perrito que acercan la multimillonaria compañía al público infantil. La nueva “Pandilla Telmex” incluye poderosas personalidades que no son de mentiritas. Ambas son exitosas estrategias publicitarias del mismo consorcio.- México, D.F.

[email protected]

—–

*) Periodista. Conductor del noticiario Primero Noticias




Volver arriba