Estocolmo: Semana mundial del agua

Estocolmo: Semana mundial del agua

Autor: Jorge Antonio Lechuga Andrade (*)

Del 31 de agosto al 5 de septiembre los líderes globales en materia de agua y energía se reúnen en Estocolmo para celebrar la 24a. Semana Mundial del Agua y pedir a las comunidades de la energía y el agua que trabajen juntas para afrontar los principales retos de nuestro tiempo, y ofrecer agua potable limpia y energía para una creciente población mundial.

El tema de la Semana Mundial del Agua de 2014 es: “Energía y Agua”. El agua y la energía son interdependientes en muchos ámbitos. Buscan hacer frente al desafío de suministrar agua potable y energía limpias para una creciente población mundial. Necesitamos energía para bombear, almacenar, transportar y tratar el agua, y necesitamos agua para producir casi todos los tipos de energía. Un aumento o reducción en uno afectará inmediatamente al otro. Los dos recursos son también inseparables del desarrollo sostenible y deben promoverse incansablemente en la toma de decisiones globales. Los objetivos generales son: ofrecer una visión general sobre la problemática del agua y presentar las nuevas iniciativas que se desarrollarán durante 2014 y proporcionar información sobre cómo las organizaciones pueden participar y aportar valiosas propuestas en relación con el agua y la energía. En cuanto a la sesión de apertura de la Semana, Torgny Holmgren, director ejecutivo y organizador de la Semana Mundial del Agua, en el Stockholm International Water Institute, dijo: “Los retos son inmensos. Con la demanda global de agua con previsión de crecer un 55% entre 2000 y 2050, y la demanda de electricidad con previsiones de aumentar un 50% en las próximas dos décadas, hay una necesidad urgente de una relación más estrecha entre las comunidades de la energía y el agua si queremos ofrecer soluciones para que todo el mundo prospere”.

El profesor John Briscoe habló sobre el agua como plataforma para el crecimiento, de otros sectores y la sociedad en su conjunto, y dijo que “los países en desarrollo afrontan grandes retos. Aún tienen que movilizar esos recursos”. Y añadió que “no hay una solución eterna (a la crisis del agua), ni aquí ni allí. Sin embargo, hay un ciclo de retos y respuestas”. En más de 100 seminarios, talleres y eventos a lo largo de la semana, los delegados analizarán el trabajo actual y futuro, así como la colaboración entre las comunidades de la energía y el agua.

El profesor John Briscoe, nativo de Sudáfrica, recibirá el Stockholm Water Prize, de S.M. el Rey Gustavo de Suecia, durante una ceremonia en el Stockholm City Hall el jueves 4 de septiembre.

El Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI) es un organismo de políticas que generan conocimientos e información a los responsables de la toma de decisiones de las políticas sobre el agua y el desarrollo sostenible. SIWI organiza la Semana Mundial del Agua en Estocolmo y los premios Stockholm Water Prize, Stockholm Junior Water Prize y Stockholm Industry Water Award. Esta Semana analizará la relación entre agua y energía partiendo de dos enfoques: las oportunidades sociales y los retos y cuestiones transversales que incluyen la gobernanza, los impactos económicos y financieros, y la toma de decisiones.

Participarán muchos integrantes de la Unesco y de la ONU-Agua, y como cada año se invita a todos los presentes a asistir al Diálogo de ONU-Agua con las partes interesadas, la presentación acerca del Día Mundial del Agua de 2015 y a visitar el pabellón de ONU-Agua. La Semana se ha convertido, desde 1991, en el evento anual organizado por SIWI para discutir el problema del agua en el mundo, en colaboración con más de 200 organizaciones. El ingeniero Acosta Ferretti viajará en su condición de Punto Focal por Paraguay y como invitado especial del Secretariado de la Alianza Mundial de Saneamiento y Agua para Todos.

Esta Semana proporciona un foro único para el intercambio de opiniones, experiencias y prácticas entre científicos, empresarios, políticos y comunidades cívicas. Se centra en el nuevo pensamiento y la acción positiva hacia los retos relacionados con el agua y su impacto en el medio ambiente, salud, clima, economía y agendas de reducción de la pobreza.En 2013, 2,600 delegados asistieron a la Semana Mundial del Agua y participaron en los 120 eventos que fueron organizados por las 270 organizaciones que formaron parte en el evento.

En este esfuerzo tenemos que aprender unos de otros y comprometernos con los actores en el campo de la energía que nos puedan ayudar a desarrollar la información y los sistemas de apoyo a la toma de decisiones, a coordinar las políticas de energía y agua y la gobernabilidad, a alcanzar las metas económicas y financieras, y a reducir la brecha ciencia-política-sociedad para la energía y el agua.- Mérida, Yucatán.

[email protected]

—–

Profesor e Investigador de la Uady. Doctor en Proyectos de Innovación en Ingeniería de Procesos, por la Universidad Politécnica de Cataluña




Volver arriba