El compromiso de la acción

Por Mtra. María del Pilar Loroño Maldonado

La Realidad de las Cosas en la Sociedad”.- Emmanuel Mounier

Las Declaraciones en favor de la persona humana, que lleva el texto Constitucional, en una línea lógica secuencial exenta de conflictos implicaría  un mundo societario en donde los hombres y las mujeres se estarían desarrollando de tal manera que se habrían suprimido por ejemplo: la pobreza, la ignorancia, las guerras; estaríamos en un mundo ideal, pletórico de justicia.

Pero, la constatación de los hechos en el aquí y ahora nos llevan a un mundo en caos social y conflictos diversos que usted amable lector conoce tal vez mejor que yo, y es, que en las ciudades urbanas se han convertido en “selvas de cemento“ en donde en cada cual vela con salvaje  devoción por sus propios intereses, cuando no importan los demás, sino solamente  uno mismo, en una competencia desleal, concebida contra los demás y no alrededor del desarrollo de las personas y de la comunidad.

En ese sentido, la comunidad podría ser vista como el resultado lógico  obligatorio de un proceso de imposición de los más fuertes hacia los más débiles.

Pensar al filo de los hechos puede tener su parte lúcida y su aspecto ciego, pero pensar sin los hechos, o al margen de los hechos, no sería rigurosamente pensar.

Vamos a pensar, primero como ciudadanos de compromiso y; luego en lo que es una comunidad de ciudadanos  entre ciudadanos, sólo así podremos conocer el sentido  de nuestras vidas y de nuestro mundo.
Ya saben ustedes amables lectores que pensar y conocer a fondo significa disfrutar, amar la verdad, la belleza, la unidad, la bondad, la justicia, la paz y más.

No podemos estancarnos o paralizarnos ante los hechos, sucesos, eventos, experiencias desgarradoras que nos paralizan (un ejemplo lo sucedido a nuestra familia desde el año 2008, sin soluciones y con repercusiones), tenemos el derecho y la obligación de no acostumbrarnos a lo que de momento, irremediablemente sucede. Pero no irremediablemente, tiene que seguir sucediendo.

Es imposible que permitamos , hay muchas voces y movimientos que lo presagian,”no sigan los movimientos armados, las masacres humanas, las divisiones civiles o democráticas en los partidos, en los congresos, las tiranías financieras o políticas, las matanzas selectivas de líderes, mujeres, niños, niñas, la tremenda degradación ambiental, las prácticas educativas  autoritarias y burocráticas. Todo esto y más es efecto de una mala formación ciudadana, de una falta de maduración ética, de una conciencia ciudadana.

El panorama al presente, podría ser muy negro, pero; se podrían  ir abriendo rendijas de luz a corto, mediano y largo plazo, es cuestión de no cesar en la lucha  diaria y cotidiana y pensar en los hechos y sus acciones en el aquí y ahora.

Paz y Bien.

Etiquetas:,