De política y cosas peores

Por Catón

Es cierto: la publicidad es el arte de apendej… a alguien el tiempo suficiente para que compre algo. Sin publicidad no hay ventas; sin ventas no hay empleos; sin empleos no hay producción, y sin producción no hay publicidad. Consumismo puro. Vale decir capitalismo puro.

En otros campos, sin embargo, la excesiva difusión de algo puede ser un peligroso mal. Tengo una teoría que de seguro me pondrá en la picota de la pública opinión. Escribió Goethe en su Fausto: “Grau, teurer Freund, ist alle Theorie, / Und grün des Lebens goldner Baum] (Gris, querido amigo, es toda teoría, / y verde el árbol dorado de la vida).

Estoy citando de memoria, de modo que cualquier error deberá atribuirse a Goethe. Mi teoría es sobre el ya famoso “bullying”, término tan intraducible que hemos acabado por adoptarlo del inglés tal cual.

Pienso que antes de que empezáramos a usar esa palabra “bullying” no había en las escuelas tanto “bullying”. Siempre ha existido entre los escolares esa forma de violencia, es cierto, pero tengo la impresión de que ha aumentado con el uso de la palabreja y con la difusión que en los medios de comunicación ha recibido.

Las cosas empiezan a existir sólo desde que tienen nombre. Quizá ya eran, pero no existían para la historia humana.

Por eso en el Génesis -ese gran catálogo de símbolos- el Creador hace que Adán les ponga nombre a las criaturas, para que empiecen a existir.

Advierto, sin embargo, que me estoy metiendo en honduras. No digo que no se hable ya del “bullying”, pero si no recibiera tanta publicidad quizá disminuiría y volvería a ser lo que antes fue, un ejemplo entre los niños de la pobre condición humana y no lo que ahora es: una práctica continua y cada día creciente que nos hace ser el país con mayor índice de “bullying” en el mundo.

Posiblemente estoy en un error -errar es uno de mis inveterados hábitos-, pero ruego a los entendidos pasar mi teoría por el tamiz de su severa crítica.- Saltillo, Coahuila.

[email protected]

Siempre ha existido entre los escolares “bullying”, pero tengo la impresión de que ha aumentado con el uso de la palabreja

Etiquetas:,