Consejos ante resultados negativos

Las empresas y el debilitamiento de la economía

Fernando Ojeda Llanes (*)

Continúan en las empresas las afectaciones por los resultados adversos en el avance económico, se está reflejando muy claro en el mercado interno al haber bajas de entre 5 y 12% en las ventas, en sectores importantes, lo que hace que el efectivo no fluya de la forma adecuada y se generen problemas de liquidez que forman un círculo vicioso al dejar de moverse el dinero en el mercado. Los consumidores se ven afectados, sobre todo aquellos cuyos ingresos son variables porque dependen de los de las empresas. En este sector se encuentran ejecutivos y vendedores, a quienes se les asigna una base fija menor y su mayor ingreso depende del crecimiento de los ingresos de su respectiva empresa; amén de aquellos sin empleo que no están consumiendo y sus expectativas de conseguir trabajo disminuyen.

Las noticias que se han recibido sobre la economía son sumamente negativas, se escuchan en foros importantes. Por ejemplo, en el último foro realizado por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas se mencionó que la afectación del no crecimiento adecuado del Producto Interno Bruto ha traído como consecuencia el debilitamiento del mercado interno que se ha visto afectado por: 1) La inflación. 2) La política fiscal restrictiva. 3) Caída de la inversión privada por la incertidumbre que han generado las reformas estructurales.

Me gustaría tocar en este escrito estos tres aspectos.

Con respecto a la inflación, al 15 de mayo, en forma anualizada es del 3.44%, misma que es un promedio, pero recordemos que el promedio proviene de incrementos en precios arriba de la inflación y de incremento de precios debajo de la misma, de tal manera que insumos importantes para los consumidores como alimentos, transporte, etcétera, tienen incrementos hacia arriba, en algunos casos de hasta el 10 a 12%. Esto hace que tengan dos alternativas, la primera consumir menos de estos insumos o bien consumir los mismos, pero dejar de consumir en otros que no le son tan importantes. Cualquiera de estas dos alternativas hace que haya menos consumo y, por lo tanto, contracción en el mercado interno.

Por lo que toca a la política fiscal restrictiva, el gobierno al no erogar con celeridad para colocar mayor dinero en circulación hace que menores ingresos lleguen a los consumidores, por lo tanto impacta en un menor consumo y presionando a la disminución del mismo en el mercado interno; asimismo, al no haber erogaciones, no participan las empresas en las obras de infraestructura relativas.

En relación con la inversión privada, es completamente lógico que si existe incertidumbre para los inversionistas, requieran información que les disminuya el riesgo, pero al no tenerla, o tenerla en abundancia pero sin ser aterrizada, no generan la inversión, haciendo por lo tanto que no haya consumo y se afecte a la baja el mercado interno.

Por lo que se refiere a las reformas estructurales, quisiera que los empresarios recuerden que hace años en todos los foros económicos y fiscales siempre se mencionaba que la economía no crecería hasta que se realicen las reformas estructurales y citaban dos importantes: la fiscal y la energética. Ya se han dado los pasos necesarios y, buenas o malas, se han aprobado las citadas reformas y muchas más; sin embargo, el crecimiento ha disminuido y su expectativa de crecer es mucho menor a la esperada. Los economistas mencionan que esto es debido a que faltan las reformas secundarias y su implementación.

Los economistas continúan mencionando que aun cuando se aprueben las secundarias, la implementación de todas estas reformas por parte del gobierno se llevará el resto del año y parte del otro. Esperemos que no se lleve tanto tiempo.

La reforma fiscal continúa causando incertidumbre y muchos empresarios pequeños o han cerrado sus negocios o se han pasado a la economía informal. De cualquier forma no aportarán ingresos por impuestos para mejorar la economía. Los inversionistas siguen esperando que se aclaren muchos aspectos con respecto a esta reforma y de la Ley de Lavado de Dinero.Lo que es cierto, que en primer lugar el Banco de México disminuyó su expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto para este año 2014 y fue ratificado el pronóstico por la Secretaría de Hacienda que lo disminuyó de 3.9% a 2.7%, un gran rango de disminución cuando el mercado esperaba un tope de 3%. Con estos datos se demuestra que la contracción del mercado interno continuará y para lograr llegar a 2.7% anual se requerirá que en los siguientes trimestres el comportamiento del PIB sea arriba de ese 2.7%, tendencia que es importante suceda. Por lo pronto el bajo crecimiento de la economía está afectando seriamente a las empresas, debido como se ha mencionado a una contracción del mercado interno.

Se ha puesto sobre la mesa si la economía se encuentra en recesión, en contracción o lo que sea; lo importante es lograr la recuperación del crecimiento sostenido.

Los economistas están haciendo sus recomendaciones al gobierno para lograr un crecimiento más rápido de la economía, las mías son para los empresarios en relación con sus organizaciones: revisión de su planeación financiera, diseño de nuevas estrategias, innovación, control presupuestal, análisis de sus gastos, pero con mucho estudio. No se deben cancelar partidas importantes tales como publicidad o asesorías, que es lo que requieren en estos momentos para tomar una parte del mismo pastel o de un pastel más pequeño; reduzcan en gastos de viaje, en comidas, en celulares, en otros renglones que no sean estrictamente necesarios.Con respecto a la Política Monetaria del Banco de México estaremos a la expectativa de lo que sucederá con las tasas de interés, ya que una disminución en la proyección del PIB podría traer como consecuencia una disminución en las tasas de interés, pero este es otro boleto que comentaré posteriormente.- Mérida, Yucatán.

[email protected]

—–

*) Contador público certificado. Maestro en Finanzas. Director de Servicios Financieros Ojeda Llanes y Asociados, S.C.P.




Volver arriba