No repunta la economía

José Santiago Healy (*)

1_020314p4JSHphoto01

 

Actitudes

La oleada de optimismo que invadió a México y a buena parte del extranjero por el espectacular arresto de Joaquín “El Chapo” Guzmán no duró ni la semana.

Por situaciones que los simples mortales no alcanzamos a entender, la devastada economía mexicana reapareció en escena, en esta ocasión con una caída dramática en el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores.

El índice descendió a los 38,600 puntos cuando no hace muchos meses llegó a rebasar los 45,000 puntos. En un año la Bolsa de México ha perdido un 10.28% de su valor, mientras que la de Nueva York creció el 26.5% en 2013, el mayor incremento registrado desde 1995.

Pero ¿qué pasa con la economía cuando se han realizado varias reformas estructurales en apenas 12 meses y se han asestado golpes contundentes contra la corrupción y el crimen organizado, como sucedió con los arrestos de Elba Esther Gordillo y Joaquín Guzmán Loera?

El año pasado el Producto Interno Bruto (PIB) de México creció apenas un 1.1% contra el 3.9% de 2012. En 2013 el PIB de Norteamérica avanzó un 2.7% contra un 2% del año anterior. Es decir, su tendencia fue de crecimiento, al revés que la economía mexicana.

El desempleo en México aumentó del 4.2% al 5%, nada grave pero de nuevo este dato evidencia una tendencia a la alza. En el vecino país el desempleo viene a la baja desde cifras del 10% luego del tronido de 2008 hasta el 6.6% de 2013.

Otros indicadores muestran estabilidad, como es el caso de las reservas monetarias que rondan los 180 mil millones de dólares; sin embargo, hay índices preocupantes como el déficit en la balanza de pagos por 22,333 millones de dólares en 2013, el mayor registrado desde 2008.

Los analistas no se ponen de acuerdo para interpretar este bache, por no decir crisis de la economía mexicana que francamente resulta difícil de entender.

A Estados Unidos no podemos culparlo porque por primera vez desde 2008 su economía muestra un crecimiento sostenido que debería impactar favorablemente a México con nuevas inversiones, más turismo y compra de productos nacionales.

Tampoco son responsables el bloque europeo o el asiático, donde hay signos de recuperación, y menos América del Sur cuya interdependencia con México no es significativa. Visto el panorama internacional llegamos a la conclusión de que los males que aquejan al país son internos y que no se han atacado a fondo y de la manera correcta. En otras palabras, de muy poco valen las reformas estructurales y los cambios legales si no se resuelven los problemas añejos y complejos en el sector productivo mexicano.

El más importante es la corrupción que está por todos lados y que se ha recrudecido con el avance del crimen organizado que extorsiona y amedrenta a los pequeños y medianos negocios.

En segundo lugar tenemos el sistema fiscal que está ahogando a las empresas y particulares. La reciente reforma hacendaria fue percibida como un severo golpe contra quienes producen la riqueza en México, cuando urgen estímulos para sobrevivir y crecer.

En tercer término tenemos gobiernos y empresas subdesarrollados que se achican al primer vendaval. La industria de la construcción, entre otras, está por la calle pero no vemos ningún programa oficial para rescatar a tan importante sector de la economía.

En suma, pareciera que gobiernos y partidos se enfocaron demasiado en las formas y han olvidado atacar las imperfecciones del sistema productivo mexicano, para lo que se necesitan largos años de organización, trabajo, dirección y apoyos.

Basta recordar los cuantiosos estímulos fiscales y económicos que otorgó el gobierno norteamericano a las empresas para superar la depresión de 2008. En México se nos ha olvidado arreglar la casa por dentro antes de voltear al exterior.

Apuntes finales

Inexplicable la renuncia de Josefina Vázquez Mota a la contienda por la presidencia del PAN… ¿Temor a otra derrota estrepitosa o negoció su salida con algún grupo..? La prensa norteamericana lanzó una amplia campaña para difundir los alcances de Joaquín “El Chapo” Guzmán y el Cartel de Sinaloa en el comercio de droga en suelo yanqui… Presionan por una extradición rápida para que el capo no vuelva a escaparse y de paso incautar su fortuna.- México, D.F.

[email protected]

—–

*) Periodista




Volver arriba