¿No le parece?: La nueva sede del Carnaval… ¡Espléndida..!

Martha Lazcano Arredondo (*)

“Estamos haciendo historia”, decían los chicos del micrófono, “ésta es una fiesta totalmente familiar”, repetían una y otra o vez. Y así fue. El carnaval de Mérida 2014, por vez primera, se situó en un lugar fuera del primer cuadro de la ciudad y nos sentimos muy a gusto con la vivencia. Durante varios años se pensaba y pensaba en esta opción, pero nunca se había consolidado por diversas razones. Finalmente se tomó la decisión y a poner manos a la obra. Se eligió el espacio construido ex profeso para la feria de Xmatkuil, el cual por cierto, resultó muy apropiado para este evento y de paso se utiliza un poco más que las tres semanas que dura la feria.

Cierto, todo cambio trae inseguridades y novedades que hay que resolver sobre la marcha. Idiosincrasias, costumbres y aparentes comodidades que deben ser modificadas para poner en acción las nuevas disposiciones. Podemos asegurar, sin embargo, que el Viernes de Carnaval, inicio de esta nueva manera de disfrutar el paseo, fue espléndido. El clima, la noche, la organización general fueron un buen augurio de lo adecuado del cambio. ¿Que hay cosas qué modificar? ¡Desde luego que sí! siempre somos susceptibles de mejorar y progresar.

Lo importante es pensar en el bienestar común de la población antes que nada y ajustarnos a las demandas de la vida actual. El lector estará de acuerdo en que no es la misma Ciudad Blanca en la que vivimos hoy de la que fue hace 50 años. Y eso hay que tomarlo muy en cuenta. ¿No le parece?- Mérida, Yucatán.

[email protected]

—–

*) Profesora universitaria




Volver arriba