Mirador

Armando Fuentes Aguirre

Llega el viajero a Nueva York y visita la gran tienda Macy’s. En ella mira un letrero de Navidad que dice: “A million reasons to believe”.”Un millón de razones para creer”.

¿Un millón solamente? No. El viajero piensa que hay muchísimas razones más para la fe. Miles de millones de criaturas viven en la tierra, y millones de millones de estrellas brillan en el cielo. Cada uno de esos seres y esos astros es una razón para creer. Para creer ¿en qué? En la vida. En el amor. En Dios, que es el amor y la vida. En el hombre, cuya vida encuentra su sentido en el amor.

Y además estás tú, con todos aquellos a quienes amas y que te aman: la persona que está más cerca de tu corazón, los padres y los hermanos, los hijos y los nietos, los amigos, un perro o un gato, el calor del hogar y los recuerdos.

“Un millón de razones para creer”.

¿Por qué tan pocas? ¡Hasta mañana!…- Saltillo, Coahuila.




Volver arriba