El pasado de dos reinas

Gabriel Paz (*)

Más de historia

Sobre el artículo pasado de las reinas Sofía de España y María Antonieta, he recibido una carta muy interesante de una lectora, en la que me decía que faltaban detalles de ambas. Y ahí voy a completar lo que no dije:

María Antonieta era muy guapa y muy elegante; Sofía, una mujer muy agradable, como lo indican las fotografías de los periódicos, es decir: cae bien.

Su madre, la reina Federica de Grecia, hizo todo lo posible por casar a sus dos hijas, pero una era bastante feucha y se quedó para vestir santos. Sofía, guapilla, ligó con Juan Carlos de España. Pillín en libertad.

Desde el principio la reina Sofía fue muy querida.

Suerte diferente corrió María Antonieta, quedando como esposa de un músico de fama que una reina que jugaba a ser más.

Actualmente es la reina Sofía de España la que aparece en primeras páginas de los periódicos españoles.

Los hijos salieron pillos en cuestión de dinero y ¡qué lástima, teniendo verdadera fortuna a su favor!

En cuanto a María Antonieta, cuando estuve en París pasé por la fachada que había sido su última morada. Allí permitieron que fuera Luis XVI, su esposo, para decirle “adiós”. Y eso fue todo.

Cuando pasé por las paredes de esa prisión, los recuerdos de la historia leída se levantaron en mi memoria y no pude menos que darme cuenta de la crueldad de la humanidad.

La reina Sofía es otro caso y pasará a vivir una vida corriente que, después de haber sido reina, es un fracaso tremendo.- Toluca, Estado de México.

[email protected]

—–

*) Periodista




Volver arriba