El futuro de México, complicado

Ramón Valdés Elizondo (*)

La avalancha desde el norte

La visita del presidente Obama causó gran polémica y revuelo entre usuarios de las redes sociales; los “tweets” y “posts” que más llamaron la atención fueron los de los cibernautas que viven en la capital del Estado de México, en algunos de ellos se podía leer: “Durante algunas horas pude vivir en la ciudad más segura del mundo”, “Obama: ojalá vengas todos los años para que arreglen las calles”, “Viene el jefe, arreglen el rancho!”, entre muchas más.

Como era de esperarse, no hubo nada sobresaliente de la cumbre de los países de Norteamérica, otra vez sólo discursos, suntuosidad y show. Los medios y la expectativa de los mexicanos estuvieron más centrados en el despliegue de seguridad en torno a la visita del presidente estadounidense que en el alcance de los acuerdos. Echarle un vistazo al “air force one”, espiar a los agentes del servicio secreto o tomarle una foto a “la bestia” era más importante que analizar las repercusiones de las decisiones que se están tomando; de alguna manera podemos decir que Hollywood ha hecho bien su trabajo.

De lo rescatable, poco; fue sorpresivo que Obama tocara el tema de la migración, incluso osado ya que, como lo comentó Sergio Aguayo en su última editorial compartida por Diario de Yucatán (18 de febrero de 2014), “el 59% del pueblo estadounidense considera que México es una fuente de problemas para Estados Unidos, porque nuestro país evoca drogas, pobreza, inmigración ilegal y corrupción”.

Por otra parte, era de esperarse que tanto el presidente norteamericano como el primer ministro canadiense aplaudieran las reformas impulsadas por Enrique Peña; ¡y cómo no habrían de hacerlo, si se les abrió de par en par el jugosísimo negocio del petróleo y gas mexicanos!

Resaltaría dos puntos más: el anuncio de un plan de transporte y comunicaciones entre las tres naciones (que a mi entender significaría dotar a México de ferrocarriles, tema en el que estamos más de medio siglo atrasados contra nuestros vecinos del norte), y el otro, que se pretenda hacer de Norteamérica “la zona más competitiva del mundo”.

Permita preguntar, ¿cómo vamos a hacer los mexicanos para ponernos al nivel de competencia requerido? No sólo desentona el hecho de que nuestro magisterio, sistema educativo o rendimiento estudiantil sea el más pobre de los tres países, desentonan nuestra inversión en investigación, en desarrollo de negocios, en la prevalecencia de los monopolios, y no hablemos de la corrupción.

Si tomamos en cuenta que los tres ingresos principales del país están amenazados, el futuro se ve complicado.

El petróleo, nuestra principal fuente de ingresos, dejará de ser nuestra exclusiva y, por lo tanto, no podrá seguir siendo el sustento de la hacienda pública.

Las remesas, nuestra segunda fuente de ingresos, tienden a disminuir drásticamente ya que los migrantes muchas veces permanecen en territorio norteamericano formando nuevas familias y desligando sus lazos económicos con su país de origen.

La tercera fuente de ingresos es el turismo, sector de un pobre desarrollo, que ha dependido más de nuestras riquezas naturales e históricas, que de nuestra creatividad y desarrollo de nuevas atracciones.

Si echamos un vistazo al turismo desarrollado por nuestros vecinos del norte, todo el tiempo está en evolución y crecimiento, construyen grandes atracciones de la nada, en cambio aquí seguimos teniéndole miedo a los casinos, a las inversiones en parques de diversiones, a explotar innovadoramente nuestras herencias prehispánicas y coloniales, en fin…

La certeza de que los tiempos nos obligarán a replantearnos y reinventar nuestra economía es preocupante, desasosiego que se exacerba al saber que una avalancha de barras, estrellas y maple desciende desde el norte, y nosotros nos estamos limitando a mirarla desde la comodidad de una hamaca…- Mérida, Yucatán.

[email protected]

Ramon Valdes escritor & pintor

@ram_valdes

—–

*) Escritor

Y Permítanme preguntar: ¿Cómo vamos a hacer los mexicanos para ponernos al nivel de competencia requerido..?




Volver arriba