Parte del controvertido oleoducto Keystone entra en funciones

Gráfica del controvertido oleoducto Keystone

Gráfica del controvertido oleoducto Keystone

TORONTO, Canadá.   (EFE).- TransCanada anunció hoy que comenzó a transportar petróleo por el oleoducto Gulf Coast Project, la porción más meridional del controvertido Keystone, que se extendería desde Alberta, Canadá, hasta el Golfo de México, en EE.UU., y cuya construcción ha causado fricción entre los dos países.

La compañía canadiense TransCanada indicó que el segmento Gulf Coast Project, con una longitud de 783 kilómetros, entró en funcionamiento a las 16.45 GMT, proporcionando crudo a refinerías en el estado de Texas (EE.UU.).

“Este es un hito muy importante para TransCanada, para nuestros consignatarios y para las refinerías de la costa del Golfo (de México) que han estado esperando que un oleoducto les suministre petróleo directamente desde Cushing”, dijo en un comunicado Russ Girling, presidente de TransCanada.

La localidad de Cushing, en Oklahoma (EE.UU.), es el centro de distribución utilizado por TransCanada para transportar petróleo por oleoducto a distintos puntos de Estados Unidos.

Gulf Coast Project tiene capacidad para transportar inicialmente 700.000 barriles de petróleo al día, aunque la cifra puede aumentar a 830.000 barriles.

Girling añadió que la compañía sigue esperando la aprobación del controvertido oleoducto Keystone XL, que conectaría la región petrolera de Alberta, en Canadá, con las refinerías del Golfo de México.

“Estamos esperando la aprobación de Keystone XL para que podamos emplear más de 9.000 estadounidenses que están esperando aprovechar sus capacidades y experiencia”, dijo Girling.
TransCanada está esperando que las autoridades estadounidenses decidan si aprueban la construcción de Keystone XL en el norte del país.

Grupos ecologistas y otras organizaciones se oponen a Keystone XL porque el oleoducto, que transportará el crudo pesado de Alberta, atravesaría zonas de alto valor medioambiental.

Además, el oleoducto potenciará el desarrollo de las arenas bituminosas de Alberta, consideradas entre las mayores reservas de petróleo del mundo, lo que aumentará el impacto medioambiental de un proyecto considerado altamente contaminante y destructivo.

La organización Sierra Club dijo hoy en un comunicado que el inicio del funcionamiento de Gulf Coast Project es “un doloroso ejemplo del plan del presidente (de EE.UU. Barack) Obama- aire y agua contaminadas, contaminación de carbono y el cada vez más real envenenamiento del agua para millones de familias de Texas y Oklahoma”.

Pero el Gobierno del primer ministro canadiense, Stephen Harper considera Keystone XL y el desarrollo de las arenas bituminosas como “estratégico” para el futuro económico del país y está ejerciendo continuas presiones sobre Washington en conjunción con las compañías petrolíferas.

El pasado viernes, durante la reunión de los responsables diplomáticos de Estados Unidos, Canadá y México en Washington para hablar sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Ottawa volvió a insistir en la rápida aprobación del proyecto.

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, aprovechó la rueda de prensa final de la cumbre para repetir que Ottawa espera que Washington decida pronto y de forma positiva sobre Keystone XL.
Pero el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que Washington no va a ceder ante las presiones canadienses y que mantendrá estudiando el proyecto.

Etiquetas:, , ,