Nuevas esclusas en Panamá incrementaría el comercio marítimo mundial

 El tercer juego de esclusas del canal de Panamá es un ambicioso y complejo proyecto que permitirá ampliar el comercio marítimo mundial

El tercer juego de esclusas del canal de Panamá es un ambicioso y complejo proyecto que permitirá ampliar el comercio marítimo mundial

REDACCIÓN INTERNACIONAL.  (EFE).- El tercer juego de esclusas del canal de Panamá es un ambicioso y complejo proyecto que permitirá ampliar el comercio marítimo mundial.

El Canal, por donde pasa más del cinco por ciento del comercio mundial, tiene actualmente una longitud de ochenta kilómetros entre los océanos Atlántico y Pacífico, utiliza un sistema de esclusas y cuenta con carriles cada uno con su propio juego de esclusas.

Por los acuerdos entre los presidentes Omar Torrijos y James Carter (1977) Panamá recibió el 31 de diciembre de 1999 la transferencia del Canal por parte de EEUU y se puso fin a 85 años de presencia militar estadounidense.

A lo largo de estos catorce años el Canal ha aportado al tesoro nacional unos 8.590 millones de dólares e invertido más 2.000 millones de dólares en el mantenimiento de su estructura.

Esta vía interoceánica funciona las 24 horas del día de manera ininterrumpida todo el año, y las principales economías mundiales que hacen uso de ella son Estados Unidos y China.

El promedio de tiempo que tarda un buque en cruzar el Canal es de 25,66 horas.

El reto de la ampliación surgió para hacer frente al incremento del tránsito de buques, en particular de naves de mayores dimensiones que los Panamax, que son las más grandes que actualmente pueden transitar por el Canal.

Además, permitirá aumentar de 300 a 600 millones de toneladas la capacidad de transporte de carga anual.

En 1993, un estudio conjunto hecho por EEUU, Panamá y Japón recomendó la construcción de un tercer juego de esclusas.

El 24 de abril de 2006 se anunció el proyecto de ampliación del Canal con la construcción de un tercer juego de esclusas, obras que supondrán una inversión de 5.250 millones de dólares (4.245 millones de euros), que se financiarán con los peajes de los usuarios del Canal y con una financiación adicional de 2.300 millones.

El juego de esclusas en construcción añadirán un tercer carril de tránsito al Canal por donde podrán pasar buques con mayor capacidad de carga, lo que duplicará la capacidad de la vía interoceánica para atender la demanda del comercio marítimo mundial.

El proyecto de nuevas esclusas incluye tres componentes principales-

1. Un carril adicional de esclusas separado en dos complejos de esclusas de tres escalones, cada complejo y dotado de tinas de reutilización de agua.

2. Cauces de acceso a las nuevas esclusas, y el ensanche y profundización de los cauces, de navegación actuales.

3. Elevación del nivel máximo de funcionamiento del lago Gatún.

Uno de los complejos de esclusas estará ubicado en el Pacífico, al sudoeste de las esclusas de Miraflores actuales, y el otro, al este de las esclusas de Gatún.

Cada esclusa tendrá tres cámaras consecutivas diseñadas para elevar los buques desde el nivel del de Marzo hasta el nivel del Lago Gatún y hacia abajo otra vez.

Las cámaras de las esclusas medirán 427 m de largo por 55 m de ancho y 18.3 m de profundidad. Cada cámara tendrá tres tinas de reutilización de agua, las cuales reutilizarán el 60% del agua de cada tránsito.

Se construirán un total de 9 tinas en cada uno de los dos complejos de esclusas.

Cada tina de reutilización de agua tiene aproximadamente 70 m de ancho por 5.50 m. de profundidad.

Además, las nuevas esclusas usarán un siete por ciento menos de agua que las existentes.

Al igual que las esclusas actuales, las nuevas y sus tinas se llenarán y vaciarán por gravedad, sin el uso de bombas.
Para la construcción de las nuevas esclusas se emplea gran parte del área ya excavada por los EE.UU en 1939, trabajos suspendidos en 1942 debido al inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Este ambicioso proyecto involucra una inversión inicial de 5.250 millones de dólares, y es ejecutado por el consorcio internacional Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que lidera la española Sacyr Vallehermoso e integran la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.

La Autoridad del Canal precisó el pasado martes (31 de diciembre) que la ampliación, iniciada en septiembre de 2007, registra un avance de 70,7%, con varias etapas completadas, como los dragados de las entradas de la vía en el Atlántico y el Pacífico.

La construcción de las nuevas esclusas alcanza un 64% de avance, y durante estos seis años de trabajos se han creado más de 31.000 empleos directos, según la información oficial.

En noviembre pasado, la ACP anunció la aportación de 981,8 millones de dólares al Estado panameño en el año fiscal (octubre 2012 a septiembre 2013), un 2,2% más de los que se había presupuestado para el período (960,2 millones de dólares).

Etiquetas:, , ,