Mal manejo del erario

En los estados y en los municipios hay "falta de disciplina"

MÉXICO.- Los estados y municipios en México muestran una pobre gestión financiera, falta de disciplina en el manejo de los recursos públicos y deficiente transparencia sobre la forma de gastarlos, aseguró la firma calificadora Moody’s.

De acuerdo con “La Jornada”, la agencia justificó en las deficiencias administrativas y en la falta de transparencia del gasto la decisión de no elevar la calificación de la deuda emitida por estados y municipios en concordancia con el aumento de la nota del gobierno federal realizada el 5 de febrero pasado.

Una mejoría en la calificación de deuda reduce los costos de financiamiento para gobiernos y empresas que buscan capital en los mercados financieros.

Los gobiernos estatales y municipales son sujetos de una pobre vigilancia por instancias superiores de gobierno, aseguró Roxana Muñoz, analista de calificación de deuda subnacional de Moody’s. “Una automática mejora en la calificación -en concordancia con la otorgada al gobierno federal- no es apropiada en esas circunstancias”, añadió.

El entorno macroeconómico ha sido favorable tanto para el gobierno federal como para los gobiernos estatales y municipales en la última década. Todavía el actual marco institucional en México provee a los estados y municipios un amplio margen de autonomía en cuanto al gasto y el financiamiento.

“Como resultado, la posición fiscal de los gobiernos estatales y municipales (la diferencia entre sus ingresos y sus gastos), los niveles de deuda y de liquidez se han deteriorado consistentemente. Más aún, la ausencia de un mercado dinámico de bonos limita la presencia de mecanismos de mercado que contribuyan a fortalecer una disciplina adicional”, dijo.

El reporte de Moody’s se divulgo un día después de que la Secretaría de Hacienda dio a conocer que la deuda de los estados y municipios alcanzó los 482 mil millones de pesos, cantidad que representó un crecimiento de 48 mil 46 millones en comparación con la registrada al cierre de 2012.




Volver arriba