Llega más inversión automotriz

Renault, Nissan y Daimler se unirán en Aguascalientes

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo; el CEO de Mercedes Benz México, Pedro Antonio Tabera; el de Daimler, Guido Krupinski; el vicepresidente de Nissan, José Muñoz; el gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano, y el vicepresidente de Infiniti Américas,  Michael Bartsch, en rueda de prensa

PARÍS (EFE).- La alianza franco-japonesa Renault-Nissan y el fabricante automovilístico alemán Daimler anunciaron ayer que amplían su colaboración iniciada hace cuatro años con el desarrollo de una nueva planta en México, que producirá vehículos compactos de alta gama.

El proyecto tiene un coste estimado de 1,360 millones de dólares, dividido a partes iguales “entre ambas casas”, que eligieron Aguascalientes para su ubicación.

Las obras comenzarán el año que viene y la producción de los vehículos está prevista que se inicie en 2017 para los modelos de la marca Infiniti y en 2018 para los de la marca Mercedes-Benz.

De esta nueva planta se espera una capacidad de producción anual de 300,000 vehículos, y la creación de 5,700 puestos de trabajo cuando alcance su plena capacidad, alrededor del año 2021.

Se trata, según indicaron a través de una videoconferencia desde París y Stuttgart, el presidente director general de la alianza Renault-Nissan, Carlos Ghosn, y el presidente del consejo de administración de Daimler, Dieter Zetsche, de su mayor proyecto conjunto hasta la fecha.

La cooperación se extiende desde la investigación hasta el diseño y la producción, pero los automóviles que salgan de esa planta común, tal y como detallaron los directivos, conservarán la identidad propia de cada marca, con una línea y características diferenciadas.

Los dos fabricantes apuntaron que anticipan un aumento de la demanda de vehículos compactos en Estados Unidos en los próximos años, y que esa nueva fábrica espera satisfacer ese futuro incremento.Esa nueva planta, según Ghosn, les servirá tanto de base de producción local como de punto de exportación hacia mercados del norte y del sur.La cooperación entre Daimler y la alianza Renault-Nissan comenzó en abril de 2010, centrada esencialmente en Europa, y desde entonces se amplió a una docena de proyectos, algunos de ellos, como la producción de motores de cuatro cilindros en Decherd (Estados Unidos), en el mercado internacional.”Apenas cuatro años después del inicio de nuestra cooperación, la decisión de abrir esta nueva fábrica eleva nuestra sinergia”, indicó Zetsche, mientras que Ghosn subrayó que con ella su colaboración alcanza un nivel “verdaderamente global” y ayuda a cumplir sus respectivo objetivos en la gama alta.El esquema inicial, según el presidente director general de Nissan-Renault, prevé que una persona de Nissan esté al frente de esa planta, rodeada de un equipo integrado por miembros del resto de fabricantes, que no se descarta que rote o cambie en el futuro.En Aguascalientes, los dos socios se beneficiarán de la experiencia de Nissan, presente desde 1992 en la zona, donde el pasado noviembre abrió la primera fase de un complejo de fabricación, mientras que México es también mercado importante para Daimler, que posee allçi unidades de producción de camiones y vehículos de transporte.




Volver arriba