GM dice que no sabe por qué llevó una década revisar modelos con fallos

 

WASHINGTON (EFE).- La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, dijo hoy en una intervención ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos que desconoce la razón por la que la compañía tardó una década en revisar y reparar modelos defectuosos responsables presuntamente de accidentes mortales.

“No les puedo decir por qué llevó años que se anunciara un defecto de seguridad… pero lo vamos a averiguar”, indicó Barra en su intervención, que la somete a una fuerte presión solo dos meses después de haber asumido el puesto de mayor responsabilidad de GM.

Los fallos en el tambor de arranque podían afectar al circuito eléctrico del vehículo y desactivar los airbag, lo que podría haber sido la causa de al menos 13 muertes en 32 accidentes.

Pese a conocer el fallo de diseño en 2004, no se llamó a revisión a los modelos afectados, un total de 2,6 millones de automóviles, hasta comienzos de 2014.

“Tan pronto como conocimos el problema, actuamos sin duda”, indicó Barra, que repitió en varias ocasiones que la “GM de hoy en día” investigará a fondo y tomará medidas para compensar a víctimas y consumidores por “errores que se cometieron en el pasado”.

Barra pidió disculpas a los afectados por las llamadas a revisión, “especialmente a las familias y amigos de aquellos que perdieron la vida o resultaron heridos”, algunos de los cuales estaban presentes en la sala de la audiencia.

La ejecutiva de GM, multinacional que se declaró en bancarrota en 2009 y desde entonces ha pasado por un proceso de cambio de gestión, contestó a las preguntas más comprometidas de los congresistas asegurando que la compañía ha abierto una investigación y que por ese motivo no podía dar más detalles de algo que estaba siendo aún examinado.

GM recibió informes de fallos que provocaban que el motor se apagara en baches o con el tiempo, e ingenieros de la compañía llegaron a identificar la pieza defectuosa, pero no se tomaron medidas hasta este año.

Debido al proceso de bancarrota de 2009, GM está libre de responsabilidades por accidentes previos al proceso de suspensión de pagos y reestructuración, pero Barra dijo hoy que considera que “GM tiene responsabilidades legales y civiles” por lo ocurrido.




Volver arriba