Desarrollo de banca móvil, un reto para México

MÉXICO (Notimex).- La banca móvil aún es desconocida o tomada con desconfianza por los cuentahabientes mexicanos, a pesar de una mayor utilización y ser considerada una herramienta para avanzar en la bancarización, señala The Competitive Intelligence Unit.

Refiere que los servicios de telecomunicaciones dentro del sector financiero, como las plataformas de banca móvil, pagos móviles y banca por Internet, han permitido a los usuarios olvidarse de las largas filas características de una sucursal bancaria y realizar pagos y depósitos desde la comodidad de su casa u oficina.

De hecho, destaca, en México el uso de servicios financieros a través de la red ha crecido en los últimos años, lo cual queda demostrado en el reciente Reporte de Inclusión Financiero elaborado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB).

Revela que hacia finales de 2013, los servicios de banca móvil fueron usados en México por 1.06 de cada 100 mexicanos, con 883 mil cuentas bancarias vinculadas a una terminal de telefonía móvil, y el número de usuarios de este servicio creció 241.9 por ciento durante 2013.

Para la firma de consultoría, ‘pese a las elevadas tasas de crecimiento de la banca móvil, es innegable que estos servicios son aún desconocidos o tomados con desconfianza por los cuentahabientes mexicanos’.

Precisa que resulta fundamental promover las plataformas de banca móvil en el país, pues la creación y masificación de este servicio permitirá impulsar programas enfocados, sobre todo, a la inclusión financiera.

A pesar de que la penetración de telecomunicaciones móviles asciende a 86.5 por ciento, datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera muestran que apenas 39.4 millones de mexicanos utiliza algún producto financiero, ya sea de ahorro, crédito, seguros o ahorro para el retiro.

De acuerdo con el reporte, esto implica que los servicios de banca móvil tienen el potencial de bancarizar a más de 60 millones de mexicanos, es decir, a la población que cuenta con un acceso móvil pero carece de un producto bancario.

Desde 2012, en México operan diferentes plataformas de banca móvil, la mayoría de las cuales permite a los usuarios realizar transferencias a través de mensajes SMS, retirar dinero de cajeros automáticos y consultar su saldo sin la necesidad de contar con una tarjeta de crédito/débito.

Sin embargo, reconoce que pese a la diversidad de opciones, hasta la fecha existen diversas barreras a la adopción de este tipo de servicios, pues la información para los consumidores aún es escasa.

No obstante, destaca, se debe considerar que si bien aún es limitado el número de plataformas de banca móvil disponibles en el país, su creación representa, en sí misma, un importante avance en el camino por poner a México en el mapa de la bancarización.




Volver arriba