Deja de recaudar SAT hasta 80 mdd por software ilegal

MÉXICO (Notimex).-El potencial recaudatorio que se deja de obtener en virtud del manejo del software ilegal en México es de entre 40 y 80 millones de dólares, reveló el Jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez Sánchez.

Durante la ceremonia en la que el SAT recibió la certificación para el uso legal de software en sus programas de computo por parte de la firma Business Software Alliance (BSA), explicó que esta cantidad resulta del coeficiente de utilidades por la venta o licenciamiento de software legal de esta industria.

En rueda de prensa, la vicepresidenta senior y directora jurídica de BSA, Jodie Kelley, señaló que 54 por ciento del software comercial utilizado en México es ilegal o pirata, lo que representa pérdidas económicas por mil 140 millones de dólares anuales.

Refirió que en 2013, el valor comercial de instalaciones de software para PC si licencia a nivel mundial ascendió a 63 mil millones de dólares, y la tasa actual global de software ‘pirata’ es de 43 por ciento.

En el caso de México, expuso Kelley, la tasa fue de 54 por ciento en 2013, pero eso implica que disminuyó tres puntos porcentuales en los últimos dos años, y también es menor a la tasa de 65 por ciento que representaba hace seis años.

Además, también se logró reducir las pérdidas económicas provocadas por el uso de software ilegal o pirata en México, que hace dos años significaba mil 200 millones de dólares, pero al cierre de 2013 ascendieron a mil 140 millones de dólares anuales.

Durante el acto, en el marco del programa ‘El ejemplo empieza en casa’, BSA acreditó la auditoría del licenciamiento de los programas de cómputo realizada al SAT, e hizo entrega de la certificación Verafirm, validando la legalidad de sus licencias y el uso debido de sus activos de software.

A nivel mundial, este es el primer certificado que se entrega a un órgano de recaudación fiscal, con lo cual, el país se coloca a la vanguardia en materia de transparencia informática.

El SAT fue certificado bajo el proceso de Verafirm, que acredita que la gestión de software en esta organización está alineada a estándares internacionales probados y las mejores prácticas reconocidas.

Entre las principales conclusiones de la auditoría Verafirm, se señala que el SAT tiene un inventario completo de sus activos de software, y los programas instalados en sus equipos de cómputo cuentan con licencias vigentes y de propiedad certificadas.

Además, el uso de software comercial contenido en los equipos de cómputo personal corresponde a las definiciones de licenciamiento, y el SAT mantiene políticas informáticas que procuran el cumplimiento al respecto de la propiedad industrial del licenciamiento de uso de los programas de cómputo empleados.




Volver arriba