Aplican impuesto al azúcar

Aplican impuesto al azúcar

Protestan por un cobro en EE.UU.al dulce mexicano

Una imagen del ingenio azucarero de Champotón, en Campeche

MÉXICO.- El Departamento de Comercio de Estados Unidos impuso aranceles a las importaciones de azúcar de México debido a la existencia de subsidios en su producción, informó Juan Cortina, presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera.

De acuerdo con CNNExpansión, Cortina agregó que desconoce el monto de los aranceles y si serán diferenciados, pero negó que el gobierno mexicano subsidie la producción de azúcar.

“El gobierno de México no subsidia a la industria azucarera (…) Estamos en desacuerdo sobre cualquier cobro que imponga el gobierno de Estados Unidos”, dijo.

La decisión de fijar aranceles al azúcar de México estaría apoyada en quejas de la industria estadounidense de una competencia injusta por endulzantes subsidiados.

Cortina dijo que la Cámara está dispuesta a llegar a un acuerdo que limite las exportaciones a Estados Unidos, pero con condiciones como fijar un “mínimo alto”.

El pacto tendría que fijar un “mínimo alto” de exportaciones, al menos de un millón de toneladas por ciclo.Agregó que el acuerdo podría lograrse antes de que Estados Unidos resuelva en octubre otro caso relacionado con la importación de azúcar mexicana, el de una imposición de una cuota por supuesto dumping.La Cámara Nacional de la Industria Azucarera estima que la producción del endulzante alcanzará seis millones de toneladas en el ciclo 2014-2015.En mayo, reguladores de comercio estadounidenses fallaron a favor de investigar las acusaciones de que México comercializa azúcar a precios debajo del costo de producción en Estados Unidos, lo que abrió la puerta a la imposición de potenciales cuotas compensatorias.En una audiencia preliminar a mediados de abril productores estadounidenses aseguraron que las importaciones de azúcar mexicana provocaron pérdidas por cerca de 1,000 millones de dólares en el mercado local.Pero representantes del sector y el Gobierno mexicano rechazaron que las importaciones de azúcar de México sean una amenaza para la protegida industria azucarera estadounidense y destacaron que el país no debe ser culpado por el colapso de los precios del endulzante.La industria del azúcar de Estados Unidos tiene cuotas estrictas a la importación, con excepción de las de México, que tiene acceso ilimitado y está libre de aranceles en el marco de lo acordado en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).Miembros de la industria temen que México pueda tomar represalias imponiendo sanciones a alimentos de Estados Unidos, como el jarabe de maíz de alta fructuosa, una alternativa más barata que el azúcar.El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, advirtió en mayo que los productores mexicanos tendrían derecho de buscar una investigación sobre la producción de fructosa de Estados Unidos.

Posición del gobierno

Más tarde, de acuerdo con “El Universal”, la Secretaría de Economía (SE) lamentó la decisión preliminar de Estados Unidos en la investigación por subsidios contra las exportaciones mexicanas de azúcar, al señalar que “representa un retroceso en la integración de los mercados de ambos países”.

Indicó que la investigación carece de méritos y existen vías mucho más propicias y colaborativas para superar las diferencias que pudieran surgir en el mercado de edulcorantes en Norteamérica.

Refirió que el Departamento de Comercio de Estados Unidos impuso cuotas compensatorias preliminares, que van de 2.99 a 17.01 por ciento, a las exportaciones de azúcar mexicana.

En un comunicado, expuso que “México lamenta profundamente la decisión del Departamento de Comercio. El establecimiento de cuotas compensatorias representa un retroceso en la integración y delicado balance de los mercados de edulcorantes en México y Estados Unidos, lograda a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).

Sin embargo, que el gobierno de México seguirá apoyando en forma activa y decidida la defensa del caso, de la mano con la industria mexicana, y agotará las instancias legales a su alcance para proteger los intereses de México en el marco del TLCAN y de la Organización Mundial de Comercio (OMC).Agregó que se podría afectar a familias mexicanas.

De igual forma, advirtió, podría afectar a los usuarios de azúcar en Estados Unidos que dependen de la proveeduría mexicana.Ante esta determinación preliminar, el gobierno de México continuará el diálogo con las autoridades estadounidenses para explorar un eventual acuerdo que asegure el acceso del producto mexicano y se preserven los derechos de México en el TLCAN, precisa la Secretaría de Economía.




Volver arriba