Incertidumbre en Argentina

Incertidumbre en Argentina

Fuerte expectativa por el impactode la devaluación

La devaluación del peso argentino desató expectativas por el impacto en la venta de dólares. En la imagen, la sede de Bolsa de Buenos Aires

BUENOS AIRES. – La devaluación del 9.1% que la moneda argentina registró esta semana, y obligó al gobierno a modificar sus políticas cambiarias, desató una fuerte expectativa por el impacto que tendrá desde mañana en la venta de dólares.

Por ahora sólo hay un clima de incertidumbre, pues el gobierno no aclaró las condiciones que deberán cumplir los ciudadanos que quieran adquirir dólares con fines de ahorro, lo que estuvo prohibido los últimos dos años, informa el portal CNN Expansión.

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, sólo adelantó que la compra de dólares estará atada a las declaraciones de ingresos, pero no aclaró si habrá otros requisitos o límites.

Uno de los principales temores expresados por economistas es que la medida repercutirá en la acelerada merma de las reservas del Banco Central, que en los últimos tres años pasaron de 50,000 a 30,000 millones de dólares.

En días pasados, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sufrió un duro golpe político, ya que el año pasado prometió que su gobierno no devaluaría la moneda.

Sin embargo, esta semana la devaluación alcanzó en una sola jornada 9.1%, lo que representó su nivel más alto desde la salida de la crisis de 2001. El dólar oficial superó un costo de 8 pesos, en tanto que el dólar ilegal llegó a los 13 pesos.

Los vaivenes del mercado cambiario se deben a una mezcla de la dependencia sicológica que los argentinos tienen con el dólar, la negativa del gobierno a reconocer los valores reales de la inflación, y ataques especulativos.

El jueves, por ejemplo, la petrolera estadounidense Shell compró 3.5 millones de dólares a 8.40 pesos, a pesar de que su precio oficial era de apenas 7.30 pesos.

Con esa adquisición, Shell especuló y empujó el alza del costo de los dólares, a lo que se sumó la negativa de los exportadores agropecuarios a liquidar al Estado 4,000 millones de dólares por concepto de las exportaciones realizadas. El escenario es complicado porque los gremios están por comenzar las negociaciones para exigir alzas salariales, y los empresarios aumentarán los precios de productos, como resultado de la devaluación.




Volver arriba