Otra previsión a la baja

Otra previsión a la baja

La inseguridad, el factor que afecta más el crecimiento

Los expertos señalan que la inseguridad es un obstáculo que afecta el crecimiento económico del país

MÉXICO (El Universal, EFE y Notimex).- Por quinto mes consecutivo los analistas del sector privado redujeron el pronóstico de crecimiento económico al pasar de 3.01% a 2.77% para 2014, en un ambiente en que prevalece el temor por la inseguridad pública y la debilidad del mercado interno, informó el Banco de México (Banxico).

De acuerdo con la Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado de mayo, que recaba el instituto central, este nuevo escenario del Producto Interno Bruto (PIB) está más acorde con el recién presentado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que también espera una expansión de 2.7%.

Crisis de inseguridad

Para el consenso de analistas entrevistados, el problema de inseguridad pública es el principal factor que podría obstaculizar el crecimiento económico de México, con 20 por ciento de las respuestas.

Sin embargo, un aspecto que tiene una clara tendencia creciente es la preocupación que representa la debilidad del mercado interno, la cual recibió 16% de las contestaciones como un elemento que podría poner freno al dinamismo económico.

Variables macroeconómicas como la inversión y el consumo privados no han mostrado mejorías, sino por el contrario, son de los indicadores que han permanecido rezagados en los primeros meses del año.

Lo anterior se puede explicar en gran medida por las afectaciones que ha generado la reforma hacendaria tanto para las empresas como para los consumidores.

Los 39 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero que participaron en la encuesta del Banxico recortaron las expectativas de la generación de empleos formales a 583 mil plazas, desde los 605 mil que esperaban el mes anterior.

El ajuste de los analistas se realizó luego de que la Secretaría de Hacienda redujera el 23 de mayo su proyección de crecimiento del 3.9 al 2.7%, tras constatar la debilidad de la economía mexicana, que creció apenas el 1.8% en el primer trimestre de este año.El 21 de mayo el Banxico ya había bajado su estimación del aumento del producto interno bruto (PIB) al cierre de 2014 de un rango de 3 a 4% a entre 2.3 y 3,3 %.Los analistas también redujeron del 3.91 al 3.87 por ciento sus proyecciones de crecimiento económico para 2015 y del 4.08 al 4.06 por ciento para 2016 respecto a la encuesta del mes anterior.

Respecto a la inflación, estimaron que al cierre del año se situará en el 3.85%, y el tipo de cambio lo ubicaron en 12.96 pesos por dólar.

Además, pronosticaron un déficit comercial de 4,364 millones de dólares y otro en cuenta corriente de 22,411 millones de dólares, y una inversión extranjera directa de 24,488 millones de dólares.Por otra parte, los analistas consideran que otros de los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México, además de la inseguridad y la debilidad del mercado interno son: la debilidad del mercado externo y la economía mundial (14 por ciento de las respuestas); y la incertidumbre sobre la situación económica interna (13 por ciento de las respuestas). Los analistas consultados también redujeron sus expectativas en relación al nivel de la tasa de interés de los Cetes a 28 días de 3.49 a 3.44 por ciento para el cierre de 2014, y de 4.04 a 4 por ciento al cierre de 2015. En lo que respecta al objetivo del Banxico para la tasa de fondeo interbancario, destaca que, en promedio, los analistas económicos continuaron previendo que éste permanezca en niveles cercanos al objetivo actual de 3.50 por ciento hasta el primer trimestre de 2015. Del segundo trimestre de 2015 al primero de 2016, los especialistas anticipan en promedio una tasa objetivo mayor a la actual, de acuerdo con el reporte del banco central. En tanto, la variación prevista por los analistas en cuanto al número de trabajadores asegurados en el IMSS para el cierre de 2014 disminuyó en relación a la encuesta de abril, de 605 mil a 583 mil plazas, y lo mismo para el cierre de 2015, de 692 mil a 676 mil puestos de trabajo. En tanto, las expectativas de la tasa de desocupación nacional para 2014 aumentaron de 4.54 por ciento en la encuesta de abril a 4.56 por ciento en la de mayo, mientras que el pronóstico para 2015 también subió de 4.41 a 4.45 por ciento. Finalmente, en lo que respecta al pronóstico de crecimiento del PIB de Estados Unidos, los analistas disminuyeron sus expectativas para 2014 con respecto a la encuesta anterior, de 2.66 a 2.47 por ciento. Para 2015, los especialistas consultados elevaron marginalmente sus perspectivas sobre el crecimiento estadunidense, de 2.91 a 2.92 por ciento.




Volver arriba