México rinde menos

México rinde menos

El país sólo creció 0.3% en el primer trimestre del año

MÉXICO (El Universal y EFE).- México se ubicó entre las economías del G20 con menor crecimiento en el primer trimestre del año, pues sólo tuvo una expansión de 0.3% respecto al cierre de 2013, informó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Al presentar su reporte sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el periodo enero-marzo, el organismo internacional informó ayer que el promedio de las 20 economías más importantes del mundo fue de un avance de 0.8%. Es decir, que la economía mexicana se situó 0.5 décimas por debajo de lo que hicieron el conjunto de las naciones.

El reporte de la OCDE mostró que el menor dinamismo lo reportaron Estados Unidos e Italia, al registrar tasas negativas de 0.2 y 0.1, respectivamente. Francia, por su parte, tuvo una tasa de 0%. Brasil, la economía más grande de América Latina, apenas presentó una expansión de 0.2%, mientras que México y Canadá le siguieron con un alza de 0.3% en el periodo en cuestión.

Las causas

El bajo crecimiento de la economía mexicana fue consecuencia del mal clima en Estados Unidos, el impacto negativo que tuvo la reforma hacendaria sobre la dinámica productiva del país, así como la menor producción de petróleo.

Los países donde se observaron las tasas de crecimiento trimestral más altas fueron India, con una expansión de 2.1%, seguido de Turquía, con 1.7; Japón, 1.6; China, 1.4%; Indonesia, 1.2%, y Australia, 1.1%.

Reunión del G77

Por otra parte, el G77 y China perfilarán en Bolivia una agenda de desarrollo post 2015 para reactivar la lucha contra la pobreza y el hambre, la cooperación y la protección medioambiental, que sucederá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio que el mundo se comprometió a cumplir hasta ese año.

Bolivia, que preside este año el G77, convocó la cumbre el sábado y domingo próximos para celebrar los 50 años del bloque, que hoy reúne a 133 países de África, Asia, América Latina y Oceanía, aunque en 1964 fue fundado por 77.

El gobierno boliviano subrayó ayer que la importancia del encuentro, más allá del cincuentenario, radicará en la aprobación de esa agenda mundial de 2015.

“Esa nueva agenda va a tener en Santa Cruz la unificación del criterio de 133 países, casi dos tercios de las naciones del mundo. El documento de Santa Cruz ya es el primer borrador de la agenda post Milenio, de la agenda del gobierno mundial a partir del 2015″, enfatizó esta semana el vicepresidente, Álvaro García Linera.La declaración se mantiene en reserva, pero abordará la erradicación de la pobreza y el hambre en el Sur, la lucha contra la desigualdad, el desarrollo integral en equilibrio con la Madre Tierra, el cambio climático, una nueva arquitectura financiera, el comercio justo y la cooperación y la integración de los pueblos.También aludirá a la transferencia de tecnología al servicio de los pueblos, la seguridad alimentaria, la soberanía sobre los recursos naturales, la creación de nuevas instituciones, que son temas que están entre las “tareas fundamentales” que propuso el presidente Evo Morales al asumir la presidencia del G77.De momento, confirmaron su asistencia a la cita 94 delegaciones, de las que 27 estarán encabezadas por presidentes, tres por vicepresidentes y cuatro por primeros ministros.Entre los gobernantes confirmados están la presidenta de Argentina, Cristina Fernández; Cuba, Raúl Castro; Ecuador, Rafael Correa; El Salvador, Salvador Sánchez; Nicaragua, Daniel Ortega; Paraguay, Horacio Cartes; Perú, Ollanta Humala; Uruguay, José Mujica; Venezuela, Nicolás Maduro, e Irán, Hasán Rohaní.El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llegó a Bolivia la noche del ayer en el avión de Morales tras asistir a la inauguración del Mundial de fútbol en Brasil, y está previsto que ofrezca un discurso en la apertura del foro.También estarán el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, John Ashe, y la Secretaria General Iberoamericana, la costarricense Rebeca Grynspan.Las ausencias anunciadas son las de los presidentes de China, Xi Jinping; Chile, Michelle Bachelet; y de Colombia, Manuel Santos, que el domingo concurrirá a una segunda vuelta en las elecciones de su país.Tampoco está previsto que asista la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anfitriona del Mundial de fútbol que arranca casi al mismo tiempo que la cumbre de Bolivia.La inauguración está prevista para las 7 de la noche del sábado y la sesión plenaria para el domingo, sin hora de clausura ante la posibilidad de que se prolongue el debate sobre el documento final, según los organizadores.Fuentes diplomáticas dijeron que también se podría avanzar en el fortalecimiento institucional del G77 mediante una secretaría de coordinación que realice un seguimiento de las decisiones del grupo.Como anfitriona, Bolivia fue la responsable de elaborar el documento base para el debate, que fue modificado en las consultas para alcanzar un consenso absoluto “hasta en las comas”, como exige la tradición del G77 para estos casos.”Se elaboró el borrador, se lo ha corregido mucho, pero se ha mantenido buena parte del espíritu progresista de este documento”, reconoció García Linera en una entrevista, en la que también aseguró que se han logrado significativos consensos.El curso de las negociaciones se ha mantenido en reserva, pero algunas fuentes han resaltado el contraste entre las posiciones del presidente Morales sobre el cambio climático y las de las potencias industriales que están en el seno del G77.Igual ocurre con la propuesta hecha por Morales al asumir la Presidencia del G77 de un mundo “sin monarquías”, y la presencia en el grupo de una media docena de ellas.El embajador adjunto ante la ONU y organizador de la cita, Reymi Ferreira, ha señalado en las últimas horas que confía en que el número de las delegaciones llegue a cien, aunque en este momento “ya se han superado las expectativas” pese a que el evento se ha organizado en solo cinco meses.A la última cumbre del G77, la Cumbre del Sur celebrada en Qatar en 2005, asistieron 20 presidentes y alrededor de 70 delegaciones gubernamentales, añadió Ferreira.




Volver arriba