Despiden a once por fraude

Despiden a once por fraude

Citigroup cierra la investigación por el caso Oceanografía

NUEVA YORK (The New York Times).- Citigroup se apresura para dejar atrás el costoso fraude que involucra a una empresa mexicana, despidiendo a once empleados, incluidos cuatro altos ejecutivos de su filial en México.

La tarde del lunes pasado, la junta directiva del banco fue informada de una investigación interna que se realizó en torno al fraude de 400 millones de dólares de la empresa Oceanografía, cliente de Banamex, perteneciente al mismo Citigroup.

Al día siguiente, Michael L. Corbat, presidente ejecutivo del consorcio bancario, voló a la ciudad de México y para el martes en la noche, los once empleados habían sido despedidos, según reveló una fuente del banco.

Entre los destituidos se encuentran cuatro de los más altos ejecutivos de Banamex: su jefe de banca corporativa; su jefe de riesgos institucionales; su jefe de finanzas comerciales; y el encargado de soluciones de comercio y hacienda de la institución.

Algunos de los empleados despedidos llevaban hasta dos décadas trabajando para Banamex y no estuvieron involucrados en el fraude de una manera directa.

El banco expulsó a tal cantidad de personas debido a que no tomaron las medidas necesarias para detectar el fraude o ignoraron las señales de advertencia acerca del cliente, dijo la fuente.

Previamente, el banco despidió a un empleado, quien fue arrestado en febrero pasado como sospechoso de falsificar documentos y ayudar a Oceanografía a obtener un préstamo que no tenía la capacidad de pagar.

El escándalo mexicano ha sido una vergüenza para Citigroup, en especial debido a que ocurre durante una reprimenda de la Reserva Federal de Estados Unidos respecto al plan del banco para aumentar sus dividendos y volver a adquirir acciones.

En marzo pasado, en rechazo al plan principal del banco, el regulador del gobierno estadounidense, citó preocupaciones acerca de las operaciones internacionales de Citigroup, aunque no mencionó el fraude a Banamex de manera específica.

Los sorpresivos despidos de esta semana ponen en evidencia que el banco se está apresurando a resolver los cuestionamientos acerca de su capacidad de manejar sus operaciones globales.

El fraude que envuelve los préstamos realizados a Oceanografía, que trabajaba para Pemex y tiene un conocido historial de finanzas dudosas, apunta a una debilidad en la estructura de Citigroup.

El consorcio bancario es investigado por el FBI y la fiscalía estadounidense.

Las indagaciones se centran en conocer si Citigroup ignoró las señales de alerta en torno al préstamo a Oceanografía.Citigroup está presto para demostrar a los reguladores e investigadores en Estados Unidos y México que está tomando medidas drásticas con sus empleados por no detectar el fraude.Sin embargo, la amplitud del castigo a los directivos, podría sugerir que el banco, pese a las aseveraciones de que el caso de Oceanografía es único, está teniendo problemas de control y vigilancia en su filial, Banamex.”Este es un gran número de gente despedida por un mismo motivo, pero ese tipo de crimen se encuentraen el mismo núcleo del banco”, afirma Jonathan R. Macey, catedrático en la Escuela de Leyes de la Universidad de Yale. Las autoridades mexicanas tienen al presidente de Oceanografía en arresto preventivo, en su cadsa de Acapulco.Ningún ejecutivo de Citigroup en Estados Unidos ha perdido su empleo, pero algunos de ellos podrían ser objeto de recortes en su salario, como castigo, después de la investigación interna en el banco.En un comunicado a los empleados publicado ayer, Corbat advirtió que “después de que nuestra investigación concluya, esperamos que otros empleados, tanto dentro como fuera de México, reciban también medidas disciplinarias”.

Afectación | Banamex

Declaraciones del director general de Grupo Financiero Banamex, Javier Arrigunaga:

Dos meses

“Durante más de dos meses en Citi se realizó una revisión rigurosa para conocer la forma en que se cometió el fraude”.

“Doloroso”

“De esta forma, cerramos un doloroso episodio de nuestra historia. Un hecho lamentable que enfrentamos desde el inicio y en cuya solución hemos trabajado arduamente”.




Volver arriba