Festival del Habano en Cuba

1 / 7


Un joven participa en la subasta de humidores (cajón especial que sirve para guardar y conservar los puros) en la cena de clausura del XVI Festival del Habano, en La Habana (Cuba).
Un hombre fuma un tabaco en la cena de clausura del XVI Festival del Habano, en La Habana (Cuba).
Un grupo de personas asiste a la cena de clausura del XVI Festival del Habano, en La Habana (Cuba).
El cantante y actor británico Tom Jones fuma un tabaco durante su presentación en la cena de clausura del XVI Festival del Habano.
El cantante y actor británico Tom Jones durante su actuación en la cena de clausura del XVI Festival del Habano.
El cantante y actor británico Tom Jones durante su actuación en la cena de clausura del XVI Festival del Habano.
Varias personas observan un humidor (cajón especial que sirve para guardar y conservar los puros) en la cena de clausura del XVI Festival del Habano, en La Habana (Cuba).


La Habana (EFE).La XVI edición del Festival del Habano en Cuba cerró con su tradicional subasta de puros y humidores (cajas de lujo) por un valor de 1.1 millones de dólares, informaron hoy medios locales.

La clausura tuvo lugar en la noche del viernes en el recinto ferial Pabexpo de La Habana, con una gala que incluyó una breve actuación del cantante británico Tom Jones, una cena de lujo y la famosa puja del evento, cuya recaudación el Gobierno cubano destina a la salud pública.

Más de 1,500 personas de 80 países asistieron a la gala, en la que además fue presentada la esperada vitola número 2 de la primera Reserva de “H.Upman”, elaborada con hojas añejadas por tres años y cuya producción ha sido limitada a sólo 5,000 unidades.

Otro momento de la clausura fue la entrega de los premios Habano del Año, que en el área de Comunicación recayó en el belga Ben Vinken, mientras que el suizo Urs Portmann ganó en el apartado de Negocios, y el maestro ligador cubano Arnaldo Vichot, de la Fábrica Partagás, se llevó el galardón de Productor.

El XVI Festival del Habano, inaugurado el pasado lunes, reunió en la capital cubana a empresarios, coleccionistas, sommeliers, directivos, artistas, productores, periodistas y amantes del tabaco torcido a mano de los cinco continentes.

Su programa incluyó visitas a vegas de plantaciones de tabaco, recorridos por las emblemáticas fábricas “H.Upmann” y “La Corona” de La Habana, el lanzamiento de nuevas vitolas y concursos de catadores. 




Volver arriba