Sugieren revisar calidad de empleos que se generan

MÉXICO (NOTIMEX).- La tendencia en materia de creación de empleos es positiva, pero hay que revisar a profundidad la calidad de los que se están generando pues ha habido una caída importante en los ingresos, afirmó Pedro Borda Hartmann.

El director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (AMEDIRH) expresó su preocupación por la calidad de la generación de empleo en México.

Ello porque las estadísticas muestran que este año se han creado 312 mil 306, que significan 1.9 por ciento de crecimiento respecto a 2013, es decir casi 30 mil puestos más de trabajo.

Borda Hartmann dijo que hay que mirar con optimismo el ritmo en la creación de posiciones laborales, pero de ninguna manera se puede soslayar el análisis de los empleos que se están dando, el índice de precarización de sueldos, la población que está ocupándolos, el nivel educativo que implican y el impacto final que tendrá en la economía.

A finales de 2013, los indicadores asociados con el empleo formal daban buenos números de afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social, que alcanzó 463 mil 18 plazas, un aumento de 2.9 por ciento con relación al año anterior.

“Al final del año pasado, concluimos con una tasa de desempleo abierto que presentó una disminución de enorme interés para todos y que quedó en 4.25 por ciento. Recordemos que en diciembre de 2012 había estado en 4.47 por ciento.

“No obstante, no podemos cantar albricias, pues en 2011 hubo una creación de empleo superior que alcanzó las 711 mil 708 plazas formales de acuerdo con las cifras institucionales”, detalló Pedro Borda.

Uno de los aspectos de mayor preocupación para la AMEDIRH es estimular la creación de empleos que faciliten también la incorporación de los jóvenes, pues de acuerdo con datos de diferentes instancias nacionales e internacionales el número de ellos que no estudia ni trabaja ronda los siete millones.

‘Esta población juvenil representa un área de oportunidad que requiere ser atendida de manera estratégica a través de políticas públicas, pues como nación no podemos desaprovechar los bajos niveles de dependencia económica que tenemos y que son la mayor ventaja que trae consigo el bono de la transición demográfica”, señaló en un comunicado.

Resaltó que “también es un hecho que la formación de los trabajadores debe ser integral, para que contribuyan al desarrollo organizacional y estén en condiciones de ofrecer su capacidad de transformación de los insumos en productos, a la par que logran experimentar desarrollo personal a través de oportunidades que agregan valor a su compensación salarial”.




Volver arriba