Decreto para estimular la contratación de desempleados en EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firma un memorándum con motivo de un compromiso al que el Gobierno federal ha llegado con más de 300 empresas para fomentar la contratación de desempleados de larga duración, en la Casa Blanca, en Washington, D.C., Estados Unidos, hoy, viernes 31 de enero de 2014.- (EFE/Michael Reynolds)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firma un memorándum con motivo de un compromiso al que el Gobierno federal ha llegado con más de 300 empresas para fomentar la contratación de desempleados de larga duración, en la Casa Blanca, en Washington, D.C., Estados Unidos, hoy, viernes 31 de enero de 2014.- (EFE/Michael Reynolds)

WASHINGTON, D.C.  (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó hoy un decreto por el que su Gobierno se compromete a aplicar políticas de contratación que no discriminen a los desempleados de larga duración.

La iniciativa, anunció Obama, va acompañada por un acuerdo con más de 300 compañías de todo el país para que hagan lo mismo.

“Cada solicitante de empleo merece una oportunidad justa”, subrayó Obama durante un acto en la Casa Blanca en compañía de su vicepresidente, Joe Biden, y antes de firmar el decreto.

Aunque el índice de desempleo ha bajado hasta el 6.7 %, hay casi cuatro millones de personas consideradas como desempleados de larga duración porque llevan meses e incluso años buscando un trabajo.

“El que una persona lleve un tiempo sin trabajar no significa que no sea un buen trabajador”, puntualizó el presidente al afirmar que es “injusto” que sean precisamente quienes llevan más tiempo fuera del mercado laboral los que tienen más dificultades para encontrar empleo.

La situación de muchos de esos desempleados se ha agravado desde finales de diciembre, cuando expiraron los subsidios que recibían por la falta de acuerdo en el Congreso para prorrogarlos.

“Mientras el Congreso decide si extiende o no el seguro por desempleo a esos estadounidenses, vamos a actuar”, declaró Obama.

Por ello, mediante el decreto firmado hoy, el presidente instruye a todas las agencias del Gobierno federal a poner en marcha políticas de contratación “inclusivas” y a asegurarse de que evalúan por igual a todos los solicitantes de empleo, con independencia de cuánto tiempo lleven fuera del mercado laboral.

Además, más de 300 compañías, entre ellas Apple, Walmart, Visa y Boeing, se comprometieron con el Gobierno a no discriminar a los desempleados de larga duración al contratar personal.

El mandatario también volvió a urgir al Congreso a que prorrogue los subsidios a los desempleados de larga duración que expiraron en diciembre.

La oposición republicana en el Congreso se negó a renovarlos con el argumento de que disuadiría a los desempleados de buscar trabajo y de que suponen un costo muy elevado para las arcas públicas.

El programa de subsidios comenzó durante la presidencia de George W. Bush en 2008 y hasta ahora se había renovado cada año.

Al igual que ha hecho durante los últimos días tras pronunciar el martes su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, Obama reiteró en el acto de hoy que es necesario “hacer más” para “restaurar las oportunidades para todos” en un contexto de recuperación económica.

Etiquetas:,