El Gobierno argentino pacta reducción de precios de fármacos con laboratorios

Protestas en argentina, jubilados dicen que no les han pagado su pensión

ARGENTINA (AP).Trabajadores portuarios realizaron portestas ayer afuera del edificio de la Aduana de Buenos Aires,
Argentina. Los manifestantes dicen que el gobierno no está pagando los trabajadores portuarios jubilados
su plan estatal de pensiones, que afecta a más de 1.000 de sus miembros de los sindicatos.

Inflación
Por otra parte el gobierno de la presidenta Cristina Fernández ha emitido varios programas de control de precios
para tratar de controlar la inflación, que los economistas privados estiman en alrededor de 30 por ciento.
El aumento de los precios al consumidor siguen siendo una de las preocupaciones principales de los argentinos.

El Gobierno argentino informó ayer  que ha alcanzado un acuerdo con los laboratorios farmacéuticos para reducir el precio de 18.000 medicamentos a partir de la próxima semana, como parte de su estrategia para intentar contener la inflación tras la fuerte devaluación del peso el pasado enero.
“Se ha establecido un proceso de análisis junto a la industria de medicamentos para retrotraer precios al 15 de enero desde la semana que viene en todo el país por 18.000 productos”, indicó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en una rueda de prensa.
Además, agregó que otros 600 medicamentos reducirán sus precios a valores del pasado diciembre.
Según Capitanich, la Secretaría de Comercio está analizando si impone sanciones después de haber detectado “comportamientos dispares en la evolución de precios de diferentes laboratorios”.
El Gobierno argentino ha cerrado acuerdos similares con supermercados, cadenas de electrodomésticos, petroleras, constructoras y proveedores de material escolar, entre otros.
La inflación de enero en Buenos Aires fue del 4,8 %, según datos provisionales del Gobierno de la capital argentina, mientras que la cifra nacional se dará a conocer el próximo 13 de febrero.
Un estudio difundido esta semana reveló que la inflación, que en 2013 ascendió al 28,3 % según estimaciones privadas, se ha convertido en la mayor preocupación de los habitantes de Buenos Aires y su área metropolitana, por delante de la inseguridad y la corrupción.




Volver arriba