Refleja BMV en 2013 atractivo por México y golpes del exterior

MÉXICO (Notimex).- La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvo un 2013 interesante porque por un lado, logró cifras importantes que reflejaron el atractivo que hoy tiene el país a nivel internacional, pero también fue golpeada por los vaivenes del exterior.

Todo parece indicar que el principal indicador accionario de la BMV, el índice de Precios y Cotizaciones (IPC) terminará el año con un rendimiento negativo, de entre 2.0 y 3.0 por ciento respecto a 2012, sin embargo será muy inferior a la caída que llegó a registrar de hasta 14 por ciento a mediados del año.

El director general adjunto corporativo de la BMV, Pedro Zorrilla, dijo que el balance del año para el mercado de valores ‘es muy positivo’, a pesar de la enorme volatilidad y la reducción en el crecimiento económico, que afectaron el desempeño del IPC, porque hubo una canalización récord en materia de financiamiento y esa es la mejor manera de medir el desempeño de la Bolsa.

El gran tema que movió a los mercados este año fue la posibilidad de que el banco central de Estados Unidos iniciara el recorte a su programa de estímulos económicos, lo cual en un inició golpeó fuertemente a los mercados entre los meses de mayo y junio, y aunque continúa la incertidumbre al respecto, este temor se fue disipando poco a poco.

Los datos mixtos del avance de la economía más grande del mundo elevaron las especulaciones sobre el tema, aunque los datos más recientes sobre el sector laboral de ese país muestran que ese país sigue recuperándose; también resaltó el problema sobre el techo de endeudamiento y presupuesto en ese país.

Adicionalmente, continuaron los temores por la crisis europea, de la cual tardarán en salir los países de la región, sumado a una desaceleración de economías como China; todo esto afectó de manera importante a los mercados emergentes como México.

Al interior de nuestro país, la desaceleración económica también impactó al mercado de valores, pues de un crecimiento inicial de 3.5 por ciento el país cerrará en el orden de 1.0 por ciento de incremento del Producto Interno Bruto (PIB).

Hasta la primera quincena de diciembre de 2013, el IPC registraba una caída de 3.78 por ciento respecto al año previo, cuando se ubicó en 43 mil 705.83 unidades y un descenso de 8.4 por ciento respecto a su nivel máximo histórico que tocó el 28 de enero, de 45 mil 912.51 unidades.

Sin embargo, contrario a este desempeño en la valuación del mercado, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvo el año con mayores ofertas públicas en su historia, lo que demostró el atractivo de los inversionistas tanto nacionales y extranjeros.

El apetito por los instrumentos en el mercado se debió a las expectativas positivas sobre el país derivadas del paquete de reformas estructurales que planteó el presidente Enrique Peña Nieto y que fueron autorizadas por el Congreso de la Unión, sobre todo la reforma energética.

De acuerdo con la BMV, Durante 2013 se llevaron a cabo 20 colocaciones e inscripciones accionarias, por un monto de 113 mil 293 millones de pesos; además de seis emisiones de Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) por 52 mil 356 millones de pesos.

Por otro lado, también hubo una reactivación en el mercado de capital de desarrollo, en donde se llevaron a cabo cinco ofertas de Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes) por tres mil 744 millones de pesos.

En tanto, en el mercado de deuda de mediano y largo plazo también se registró un monto récord por 296 mil 318 millones de pesos distribuidos en 136 ofertas, y en deuda de corto plazo el monto ascendió a 346 mil 178 millones de pesos.

De esta manera, durante 2013 hubo una canalización récord en materia de financiamiento y de apoyo a las empresas, por un total de 812 mil millones de pesos, cifra superior en 3.8 por ciento respecto a lo reportado el año pasado, cuando se financiaron 782 mil millones de pesos.

Este año que concluye, la BMV también enfrentó el reto del funcionamiento de su sistema de operación, pues a pesar de que se tuvieron varias fallas a lo largo del año (se registraron cinco recesos administrativos por diversas razones), hubo un incremento importante en la operatividad del mercado.

De manera consolidada, tomando en cuenta tanto al mercado doméstico como al global, la BMV registró un volumen de operación promedio de 386 millones de títulos diarios, por un importe de 14 mil 478 millones de pesos.

Lo anterior, implicó 140 mil 268 operaciones diarias, cifra es mayor en 76.84 por ciento a lo reportado en 2012, aunque hubo un máximo histórico en mayo pasado, cuando se alcanzaron 311 mil 930 operaciones.- Por Adriana Urrea




Volver arriba